Brasil se quita la careta


La canarinha ha demostrado esta noche que es la gran candidata al título. Han pasado por encima de Chile y se medirán a Holanda, que ha hecho lo propio con Eslovaquia.

En los tres partidos anteriores Brasil había jugado a medio gas, con un ritmo lento y al tran-tran. Hoy se ha quitado la careta y ha mostrado su mejor cara. Ramires entro por Melo, Alves por Elano y Robinho volvió al once, gracias a estos tres jugadores la verdeamarelha se volvió mucho más dinámica, con jugadores cambiando de posición constantemente y moviéndose con velocidad en el centro del campo. Brasil arriba tiene dinamita, no es Argentina, pero con espacios te mata.

Chile ha aguantado bien cuando el marcador estaba igualado, pero en cuanto Cris marcó el 1-0 el partido terminó. Cuatro minutos después, en una contra, llegó el 2-0 obra de Luis Fabiano, con lo que las opciones chilenas murieron definitivamente. Tras el descanso Brasil tenía el partido donde quería, con ventaja en el marcador, defendiendo y saliendo a la contra.

Los de atrás dan una seguridad increíble, y si esto fuera poco tienen a Julio César, que en estos momentos es el mejor portero del mundo. Cuando los cuatro de la zaga permiten llegar a los rivales aparece él para acabar con cualquier atisbo de reacción. Brasil es el bloque más solido y fiable del Mundial, ya que apenas conceden oportunidades y ante la menor ocasión ya han clavado el golito con el que jugar más tranquilos. Me gustaría saber como jugarían con el marcador en contra, pero probablemente lo harían como lo han hecho hoy cuando el marcador todavía estaba igualado.

Ante España Chile me pareció un equipazo, pero hoy ha decepcionado. Ni rastro de la presión asfixiante que no dejaba tocar al rival, ni tampoco se han empleado con la dureza que jugaron contra España. Eso quizá haya tenido que ver con que el carnicero Waldo Ponce no ha podido estar por acumulación de tarjetas. Bielsa ha acabado desesperado, pero sus jugadores se han visto totalmente superados por sus rivales y finalmente han acabado desesperados ante el poderío brasileño. Mucho me temo que estamos ante la primera final entre Brasil y Argentina.

Pero el antídoto de los de Dunga puede estar en cuartos, ya que se medirán a Arjen Robben. El holandés ha hecho un partidazo y es uno de los pocos jugadores de ganar un encuentro él solito. Holanda me sigue dejando muchas dudas. Han ganado todos sus partidos, pero da la sensación de que pueden hacer mucho más, pero se conforman con muy poco. Si el extremo del Bayern tiene el día le puede hacer muchísimo daño a la zaga brasileña, pero no veo al resto del equipo lo suficientemente fiable. Además, siempre dejan a sus rivales crear varias ocasiones claras de gol, que ante un equipo grande lo pueden pagar. Creía que el juego oranje iba a ser mucho más atractivo en el campeonato del mundo, pero se han mostrado timoratos y dando la sensación de que juegan con el freno de mano echado. Esperemos que ante Brasil se suelten la coleta y veamos un partido grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s