Polos opuestos buscando la gloria


La cenicienta del Mundial y Holanda buscarán esta noche el pase a la final del campeonato. Son dos selecciones que hace tiempo que no alcanzan la gloria mundialista, especialmente Uruguay, que consiguió su segundo y último título allá por 1950, gracias al célebre maracanazo. En 1970 volvieron a las semifinales, pero se quedaron a las puertas de la final ante la mejor selección brasileña de la historia. Aquel partido pasó a la historia por la excesiva dureza con la que se emplearon los uruguayos y por el no-gol de Pelé a Mazurkievicz. Desde entonces la celeste pasó por los Mundiales con más pena que gloria, pero en Sudáfrica están dispuestos a convertirse en los nuevos héroes de su país.

La historia de Holanda es bien distinta. Opuesta a la de Uruguay, porque con el ocaso charrúa llegó el esplendor de los tulipanes, que alcanzaron las finales de 1974 y 1978, cayendo en ambas ante Alemania y Argentina, respectivamente. Tras ‘la naranja mecánica’ han seguido cosechando buenas actuaciones, pero sin premio. Siempre se ha dicho que la historia le debe un título a Holanda gracias a su importancia en el fútbol moderno y al excelente campeonato que realizaron en 1974, pero esta nueva generación está convencida de hacer los méritos suficientes para alzar la copa el próximo domingo.

Dos equipos y un mismo objetivo. Todo el mundo da como clara favorita a la selección ‘oranje’, pero no se puede subestimar a los hombres de Tabárez. Cierto es que han tenido un camino más sencillo hasta la final (Corea del Sur, Ghana) y que han tenido que recurrir a la prórroga en los dos partidos, pero si algo tiene Uruguay es corazón, y son capaces de morir en el Green Point de Ciudad del Cabo esta noche si es necesario.

El principal problema de Uruguay es la cantidad de bajas que tiene, porque no podrá contar con varios de sus titulares, entre otros Lugano y Luis Suárez, dos de sus jugadores más importantes. Aún así, los sudamericanos seguirán siendo peligrosos y aprovecharán sus armas, especialmente el contragolpe con Forlán y Cavani como máximos estiletes.

Holanda es la favorita y debe demostrarlo. Su segunda parte ante Brasil fue excepcional y hoy deberá refrendarlo. Sneijder y Robben están en el mejor momento de sus carreras y son las principales bazas con las que Van Maarwijk cuenta para acceder a la ansiada final. También pueden recurrir al corazón y a la raza, pero su principal argumento es el fútbol. Confían en recuperar para la causa a Van Persie, el Torres holandés. El delantero del Arsenal llegó a Sudáfrica después de varios meses lesionado y ha demostrado que no está en forma, como su colega del Liverpool, aunque él ha marcado un gol en el Mundial y Torres aún no se ha estrenado.

La suerte está echada. Dos equipos en busca de un sueño, esta noche a las 20:30. No os lo perdáis!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s