¿Espejismo o realidad?


Han pasado casi 24 horas desde que terminó el derbi de Anoeta y los realistas seguimos con un mal cuerpo que dificilmente se nos quitará en estas dos semanas. Los leones se llevaron el partido y los tres puntos, pero lo peor fueron las sensaciones que dejó el equipo de Montanier. Hasta ayer la Real de Montanier se diferenciaba de la de Lasarte en la presión en campo contrario, la salida jugada de balón y en las ganas que ponían los jugadores sobre el césped. Espero que lo que vimos ayer en el césped de Anoeta fuera un espejismo, pero a la Real le volvió a faltar profundidad y apenas creó peligro, salvo el oásis de 20 minutos al inicio de la segunda parte. Todas las ocasiones de gol txuriurdines se produjeron en ese espacio de tiempo, pero más por empuje que por juego, ya que la creatividad de la Real ayer brilló por su ausencia. El centro del campo, que es de donde debe salir el fútbol, apenas generó. Sólo Illarramendi lo intentó, puesto que Zurutuza no fue capaz de enlazar con la delantera y Mariga en ataque no aporta porque ralentiza el juego con su falta de técnica -en defensa llega siempre tarde, juega sin intensidad-. Retiene el balón y no lo pierde, pero le cuesta soltarla y no se aprovechan las superioridades cuando se generan. Otro gran problema fue la distancia entre líneas. Sólo se podía superar la presión bilbaína con un pase medido, ya que los extremos apenas se acercaban a ayudar en la creación y de paso crear superioridad en el centro del campo para llevar el balón con menos dificultad arriba. La falta de actitud y movilidad es uno de los aspectos que más me preocupan. Nadie tiró un desmarque, todos parados como postes. Así es imposible romper a una defensa ordenada. En defensa eso se notó en las disputas y los balones divididos, todos eran del Athletic. Eso no es culpa de Montanier, puesto que los jugadores deben salir más enchufados si cabe porque un derbi no se juega todos los días. Ayer él único que estuvo a la altura fue Inígo Martínez, curiosamente el último en llegar, que luchó y peleó hasta la extenuación. Bielsa le ganó la partida a Montanier Mucho se ha hablado de Bielsa y Montanier por estos lares. El francés firmó después de que el argentino diera calabazas a los donostiarras. Ayer la lección la impartió el Loco, que conocía a la perfección las carencias realistas y las explotó, principalmente atacando a los laterales, lo más flojo con diferencia de la Real. A Montanier le costó reaccionar, y cuando lo hizo ya era tarde. Su equipo apenas presionó la salida del balón rival. Amorebieta se pasó solo todo el partido y al final dio un pas de gol. Es de cajón, si a Charly le dejas centrar 100 veces seguro que una pone bien. Al central le pasó algo parecido, porque Agirretxe le dejó sacar el balón tranquilamente todo el partido. Además de esto, nadie entiende cómo con la canícula reinante en Anoeta, Montanier tardase 77 minutos en hacer el primer cambio, que para colmo fue Sarpong, un jugador que no aporta ni aportará nada, puesto que no tiene nivel para jugar en Primera. El derbi es uno de los partidos más importantes del año para la afición. No es necesaria la motivación, por eso el público no entiende que Prieto no rasque bola. Es la bandera de la Real y en estos partidos es cuando más debe lucir, no esconderse, como hizo ayer. Durante los 90 minutos su única aportación fue un pase a Griezmann que éste mandó al palo, el resto del encuentro, totalmente superado por su marcador, del que no se fue en todo el partido. Y en el próximo partido le espera el jabalí Paredes, su bestia negra. Miedo me da… Dicen que la segunda temporada en Primera es la más complicada. Lo dificil no es llegar, si no mantenerse. Esa frase la debería de leer Griezmann cada mañana al levantarse. Vale que no hizo pretemporada, pero da la sensación de que tiene la cabeza llena de pajaritos. Después de todo el lío del pasado verano estamos viendo la peor versión del francés. La Real le necesita, esperemos que en las próximas jornadas veamos al Griezmann que todos conocemos. Esto fue lo único salvable del derbi. Es impresionante la violencia del golpeo seco. El balón va recto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s