La banda de Mancini


Roberto Mancini fue un fino delantero italiano que destacó en las décadas de los 80 y 90. Militó en el Bolonia, la Sampdoria y en el Lazio. Con el conjunto genovés llegó a alcanzar la final de la Copa de Europa en el 92, aunque perdieron ante el Barcelona. Tuvo un papel destacado en la selección, pero solo disputó el Mundial que se celebró en su país en 1990. Como jugador se caracterizó por ser un delantero de calidad pero no excesivamente goleador.

Lo que me llama la atención es cómo un jugador con la calidad que tenía Mancini sea un técnico ultradefensivo, porque su planteamiento en el Bernabéu con el equipo que más dinero se ha gastado en los últimos años es de cárcel. Qué queréis que os diga, pero no me imagino a Iniesta dentro de quince años en los banquillos y colocando a ocho tíos en la frontal del área.

Es lógico que un equipo pequeño como era el City antes de la llegada del jeque se encerrase descaradamente al visitar uno de los mayores templos del fútbol europeo como es el Bernabéu, pero el equipo de Manchester se ha hecho grande a base de talonario y resulta vergonzoso ver a esos jugadores desempeñar el fútbol propuesto por su entrenador. Se podrán conseguir resultados, pero nunca grandeza.

Pero no sólo es Mancini quien recurre a esta táctica, ya que se ha puesto de moda en los conjuntos ingleses, que en cuanto salen de las islas y se miden a un rival de su categoría se aferran al catenaccio como si fuese el único modo de supervivencia. Le sirvió al Chelsea el año pasado y a Mourinho con el Inter (éste lo utiliza allá donde vaya), pero otros muchos han caído derrotados, y si no que se lo pregunten a Ferguson.

Muchos opinareis que casi le sale bien y a punto estuvo de llevarse los tres puntos, de acuerdo, pero a mi me gusta mucho más el fútbol de ataque y hubiera preferido ver al City atacando a Casillas que a Silva jugando casi de lateral. Aunque el colega portugués de Mancini no le fue a la zaga y dejó en el banquillo a Modric, Ozil y Benzema.

Lo digo hoy, 19 de septiembre, si el Madrid llega a la final de la Champions (a semifinales llega seguro y es probable que alcance la final) el trivotazo está garantizado, es lo que le pide el cuerpo a Mourinho y en una final no se traicionaría.

20120919-123910.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s