Pardo espera otra oportunidad


Este domingo se miden Real Sociedad y Atlético de Madrid en Anoeta, en un partido en el que los colchoneros tratarán de defender el coliderato de la Liga. Aunque entre ambos clubes hay diferencia en la clasificación, poseen una cosa en común: cuentan en sus filas con dos de los centrocampistas más prometedores de la actualidad. Esos jugadores son Rubén Pardo en la Real y Oliver Torres en el Atlético.

Los dos se dieron a conocer en el Europeo Sub 19, Pardo en el de hace dos años y Oliver en la última edición, y aunque no fueron designados los mejores jugadores, brillaron por encima del resto siendo los encargados de hacer jugar a sus respectivos equipos. Eran los ‘Xavi’, jugadores que hacen mejores a sus compañeros, una especie única.

El colchonero compartió vestuario en verano con Deulofeu y Jesé, que se llevan la fama y la atención mediática por ser muy buenos y pertenecer a Barça y Madrid, respectivamente. Eran los dos cracks, pero muchos nos quedamos maravillados con el fútbol de un chaval bajito que dominaba el partido a su antojo. Ese chaval era Oliver Torres, que aunque no está contando Simeone en este inicio de campaña, va a ser la referencia del Atlético en un futuro no muy lejano.

El caso de Pardo es muy similar. Pocos realistas se perdieron la final del Europeo Sub 19 de 2011 disputado en Rumanía en la que se enfrentaron España y la República Checa. El centrocampista riojano fue el general, el que más mandaba y quien se echó el equipo a la espalda cuando las cosas se torcieron. No lo nombraron mejor jugador, pero no importaba, la parroquia txuriurdin se dio cuenta de que ahí había un diamante en bruto.

Sin embargo pronto llegaron los sinsabores para el de Rincón de Soto, ya que Montanier, el entrenador de la Real, consideraba que no estaba preparado para competir en la élite. Debutó ante el Madrid en Anoeta y fue titular por primera vez en el Camp Nou, los dos rivales ante los que menos se le puede exigir. Apenas dispuso de minutos, pero cuando salía al campo demostró que era un futbolista diferente, de los que hay pocos.

Su gran oportunidad le llegó un lunes de febrero. Montanier tenía pocos efectivos en el centro del campo ante la visita del Sevilla y decidió alinear a Pardo de titular en Anoeta, por primera y última vez hasta la fecha. Ni que decir tiene, porque a ninguno se nos ha olvidado, que su partido fue magnífico, con varios pases verticales marca de la casa y un golazo que la afición celebró como sí fuera un título. El Príncipe se coronó aquella noche, pero fue un espejismo porque no volvió a aparecer en ninguna alineación el resto de la temporada.

Este verano el técnico francés señaló que le veía mejor físicamente, más prepararado y aseguró que dispondría de más minutos está campaña. En el primer partido en casa ante el Celta revolucionó el encuentro, lo que le sirvió para ser titular en Mallorca, donde nadie de la Real estuvo a buen nivel. Desde entonces por culpa de una lesión en un amistoso no ha vuelto a jugar.

Con Zurutuza y Elustondo de baja, el entrenador apenas cuenta con efectivos en el centro del campo, por lo que Pardo puede tener su oportunidad. ¿Será este domingo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s