Una Tamborrada heroica


Empieza la segunda vuelta del campeonato y la Real lo hace con el partido más complicado posible, la visita del líder e invicto Barcelona a Anoeta la víspera del día de San Sebastián, el día más especial del año para los donostiarras.

El de este fin de semana es uno de los tres partidos grandes de la temporada, junto al Derbi y la visita del Real Madrid. Se espera que Anoeta luzca sus mejores galas y se llene para recibir al equipo de Tito Vilanova, que todavía no ha perdido en Liga y amenaza seriamente el récord de imbatibilidad que aún ostenta la Real Sociedad.

Si hay un partido complicado para la Real es éste, puesto que el Barça sólo ha empatado un partido en Liga, lo hizo en el Camp Nou ante el Real Madrid, el resto de sus partidos los cuentan por victorias, por lo que han ganado todos los partidos que han disputado a domicilio. Es una auténtica salvajada, pero hay que tener fe y esperanza, porque de lo contrario la derrota es inevitable.

La Real debe salir con respeto ante el líder, pero sin miedo, si el equipo sale temeroso y asustado la derrota está asegurada. Desde hace temporadas, cuando la Real sale a defender pierde seguro, tenemos ejemplos a patadas, uno de los más recientes la última visita del Madrid a Anoeta. La alineación de Montanier fue un insulto a los aficionados, que sabían que el equipo perdería en cuanto conocieron el once inicial. Así qué desde estas líneas pido encarecidamente a Montanier que se deje de experimentos, le va a ver el mundo entero y llamará más la atención si su equipo hace un gran partido. ¿Le servirá este partido al francés para llamar la atención de un gran club? Esperemos que así sea.

Como comenté el lunes en la tertulia de Gipuzkoa Sport, creo que el ejemplo en el que se debe mirar la Real debe ser el Betis de Pepe Mel, que pese a perder en el Villamarin fue el equipo que mayores problemas le creó al todopoderoso Barça.

Puntuar ya sería un logro y una victoria un auténtico bombazo, pero que quieren que les diga, yo no pierdo la esperanza y a medida que se acerque la hora del partido la confianza en la Real irá creciendo. Algún día tienen que perder, ¿por qué no van a hacerlo en Anoeta?

Otro de los aspectos a destacar es que el Barcelona en los últimos años, en la época de Guardiola más concretamente, sufría un bajón de juego en los meses de enero y febrero. Desconocemos si con Tito Vilanova sucederá lo mismo, pero el miércoles empataron en casa ante el Málaga, ¿estamos a las puertas de la primera derrota culé?

Para terminar, en lo que realmente confío, y eso no nos va a fallar, es en la mística que se vive en San Sebastián la víspera del día grande, un día así la Real no puede perder, es imposible, me niego a pensar en una Tamborrada a medio gas por la derrota del equipo. Sólo por eso el,equipo debe hacer la machada y ganar al líder. Anoeta será un hervidero ansioso de escuchar la Marcha para celebrar el triunfo. ¡Qué suenen los tambores!

20130118-203445.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s