La goleada pudo ser escandalosa


Barcelona_-_Real_Madrid

¡La de vueltas que puede dar una eliminatoria de Copa del Rey en un mes! Después del partido de ida en el Bernabéu se consideró que el Barça había sido mejor y que dejó escapar vivo al Real Madrid. En el partido de vuelta las tornas cambiaron y el Madrid le pegó un soberano repaso al equipo culé. Parecía que en Milán habían tocado fondo, pero no, el Barça sigue en un más que preocupante bache y si el partido de Copa no terminó en goleada fue porque los blancos levantaron el pie.

El equipo de Roura/Vilanova está fundido. Creo que es fundamental comenzar por este punto el análisis porque es la clave. Esta Barça no se parece en nada al de hace unos meses, se nota en todos los aspectos, no hay desborde de ningún jugador, pero lo peor de todo es que no hay presión sobre el rival. Sin ella este equipo es mucho más vulnerable, como ha quedado demostrado.

Durante los años de Guardiola el Barça siempre sufría un bache en enero. Es probable que esta temporada la carga física de los entrenamientos se haya programado para estas fechas y que por eso el equipo esté así. Desconozco cual es la preparación física del Barça a estas alturas, pero que no están frescos lo ve todo el mundo. Para colmo juegan siempre los mismos: Vale que son los mejores, pero muchos de ellos no son ni la sombra de los jugadores que son. El único que ayer no estuvo mal fue Iniesta, aunque tampoco brilló como en él es habitual.

El Madrid fue mucho más equipo que el Barça en el Camp Nou, de eso no hay duda. Los locales apenas inquietaron a un Diego López que no ha tenido una noche más placida en Barcelona. Al comienzo de la segunda parte, los de Roura eran un equipo plano, sin ideas y que no generaba peligro. En ese momento pedían un cambio a gritos, cambiar algo que alterase el encuentro. Meter a Villa o a Tello por un Pedro fundido hubiera sido buena idea, pero el cambio llegó ya con el 0-2 y teniendo que meter tres goles para superar la eliminatoria.

Mourinho, a diferencia de otras ocasiones, plantó la línea defensiva muy lejos del área. Con las líneas adelantadas creó una jaula de la que el Barça no supo escapar. Cuando los culés atacaban si que se retrasaban, pero sin llegar a defender dentro del área como hizo el Milan en la Champions.

El físico es clave en este juego, de eso no hay duda. El Madrid ha perdido muchos puntos en Liga por no estar a tope y es el gran handicap que tienen hasta final de temporada. La diferencia que tienen respecto al Barça es irrecuperable, pero estando bien fisicamente pueden aspirar a la Champions. La pegada del Madrid con un Cristiano pletórico sólo la tiene un equipo, pero no pasa por su mejor momento ahora mismo…

El partido de Manchester es el gran objetivo de los blancos. No se parecerá nada al de Copa, porque los ingleses son un equipo que juegan más como el Madrid que como el Barça. Ahora mismo tienen la eliminatoria a favor y regalarán la posesión a los de Mourinho, que se muestran mucho más cómodos jugando a la contra que dominando los encuentros. Ferguson sabe que en Old Trafford tendrán ocasiones, por lo que intentará que el Madrid descuide su retaguardia para que Van Persie pueda hacer de las suyas.

Varane se consagra en el clásico


Antes del partido de ida de semifinales creía que el Barça era favorito por la cantidad de bajas con las que afrontaba el Madrid el partido. Principalmente dos, las de Pepe y Ramos, el eje de la defensa blanca. Pensaba que sus sustitutos no iban a estar a la altura de un partido de estas circunstancias. En parte acerté, puesto que el partido de Carvalho no fue nada bueno, pero también fallé, porque el de Varane fue espectacular, demostrando ante todo el mundo el gran central que es y la rentabilidad de un fichaje para muchos años. Zidane dio en el clavo el día que recomendó su fichaje.

Además de marcar el gol que empató el encuentro, el defensa francés resultó decisivo también en defensa, haciendo las coberturas o evitando goles cantados. Después de semejante exhibición Mourinho tendrá un problema cuando recupere todos sus efectivos. O bien Varane volverá al banquillo o Ramos deberá ocupar el lateral derecho en detrimento de Arbeloa, pero lo que está claro es que el francés merece muchos más minutos de los que ha tenido hasta la fecha.

Varane está todavía formándose y creciendo como central. Seguro que prestó atención al partido de Piqué. No es fácil jugar un partido de este calibre con una amarilla desde el minuto uno de juego. El central del Barça completó un grandísimo encuentro, siendo el mejor defensa del equipo y midiendo a la perfección en cada una de sus acciones, ya que de haber cometido alguna falta podía haberse ido a vestuarios antes de tiempo.

Es una pena que tengamos que esperar casi un mes para disfrutar del partido de vuelta, el del Bernabéu fue de los clásicos más divertidos de los últimos años. Creo que vimos una mejor versión del Madrid de los últimos meses y un Barça un tanto espeso en ataque. Los de Roura apenas generaron ocasiones claras, pero también hay que reconocer que el equipo que estaba enfrente era el Madrid, y no es lo mismo jugar en el Bernabéu que en  Zorrilla.

Pienso que el Barcelona es favorito para pasar a la final, aunque también estoy seguro de que en el Camp Nou habrá goles y un empate a más de dos tantos favorece a los de Mourinho. Jugando en casa será complicado que el Barça no marque, pero la vuelta es dentro de un mes y en ese tiempo puede pasar cualquier cosa. Una lesión puede cambiar el signo de la eliminatoria. Esperemos que puedan jugar todos y brinden un espectáculo como el del Bernabéu.