Teixeira despierta a la Real del sueño


dela

La Real Sociedad ha empezado su andadura en el Grupo A de la Champions League de la peor manera posible, cosechando una derrota en Anoeta ante el Shakhtar Donetsk por 0-2. El resultado puede ser algo engañoso, ya que los locales hicieron méritos para marcar, pero la buena labor de los ucranianos en la segunda parte decantó el marcador a su favor.

Con Pardo en el once debido a la lesión de Zurutuza que se quedó fuera de la convocatoria, la Real empezó bien el encuentro presionando arriba a los visitantes y llegando con peligro al área de Pyatov, pero a medida que pasaban los minutos decayó el dominio donostiarra.

La Real pasó a jugar a la contra y a intentar aprovecharse de los fallos del Shakhtar en la salida del balón, que fueron numerosos. Pardo dirigió con maestría el ataque realista en la primera mitad. Suyas fueron dos jugadas muy peligrosas, especialmente la segunda, que no acertó a rematar tras una gran combinación colectiva, probablemente la mejor de la primera mitad del conjunto entrenado por Jagoba Arrasate.

Vela también estuvo cerca de adelantar a su equipo después de recibir un gran pase de Griezmann, pero Kucher impidió que el balón fuera a puerta. El mexicano, el jugador más desequilibrante de la Real estuvo desaparecido. Tuvo esa ocasión y pasó desapercibido el resto del encuentro. Los donostiarras necesitan la mejor versión del maya, que no ha aparecido en los últimos choques.

También hubo polémica antes del descanso. Prieto cayó derribado sobre la línea del área, pero el colegiado rumano Ovidiu Alin consideró que estaba fuera. Pardo botó la falta sin consecuencias.

Así se llegó al descanso, con una Real que rondó el gol en numerosas ocasiones. Las estadisticas así lo demostraron, ya que los de Arrasate dispararon 10 veces al portal de Pyatov por ninguna del Shakhtar a la portería de Bravo, que fue un espectador en los primeros 45 minutos.

Un Shakhtar diferente

Tras la reanudación la Real pasó a dominar el partido y el equipo ucraniano a esperar atrás saliendo con peligro a la contra. Es decir, se cambiaron las tornas de la primera parte.

A la Real le costó mucho más hilar el juego. Con Pardo solo en la sala de máquinas el juego de ataque de los txuriurdines se chocó contra el muro rival, que aprovechaba cada error realista para plantarse con peligro en campo contrario.

Srna fue un autentico puñal por la banda derecha y en una de sus incursiones sirvió un balón a Teixeira que empujó el balón a gol en un clamoroso fuera de juego. El colegiado anuló el tanto, pero en la jugada siguiente, y con los mismos protagonistas, el gol si que fue valido. El lateral croata puso el balón en el área para Luiz Adriano, que le dejó el balón franco a Teixeira que fusiló a Bravo sin piedad.

A partir de ahí la Real se estrelló en la defensa del Shakhtar. Más por corazón que por fútbol, los locales pusieron en aprietos a un rival que se encontró un premio que no había merecido hasta el momento. Las ocasiones realistas no fueron claras y Pyatov no sufrió, salvo en centro de De la Bella que midió mal y que casi se cuela.

Los ucranianos pararon el ritmo del partido con numerosas pérdidas de tiempo y constantes faltas permitidas por el colegiado. Con la Real volcada y a tres minutos del final, Teixeira marcó el definitivo 0-2.

No ha empezado bien la andadura de los de Arrasate en esta Champions. No queda otra que ganar en el Bay Arena de Leverkusen para que el pase a octavos no sea una quimera.

De la Feria de Córdoba a la Champions League


Estamos ante la última jornada de Liga y esta vez no somos nosotros quienes nos lo jugamos todo a una carta. La Real ya tiene los deberes hechos, los hizo hace mucho tiempo, pero debe ganar y esperar a cobrar el mayor botín posible.

Han pasado dos años, pero parece que fue ayer cuando el Getafe visitó Anoeta la última jornada y ambos equipos luchaban por mantenerse un año más en Primera. Ambos lo consiguieron. Ese partido me pilló en Córdoba, en el primer fin de semana de Feria más concretamente. Pasé todo el día nerviosismo por culpa del partido y todo el mundo en la caseta me preguntaba qué hacía con los auriculares puestos durante la Feria. No entendían cómo alguien podía estar más pendiente de un partido de fútbol que de la fiesta.

Era imposible ver el partido por la tele, por lo que decidí que la segunda parte la escucharía paseando por el recinto ferial. Y ahí que me fui con mis auriculares a recorrer toda la Feria, entre casetas y cacharritos (las atracciones y los puestos típicos de las fiestas) pasee mis nervios hasta plantarme frente al estadio del Arcángel. Debió ser cosa del destino, pero cuando llegué a la puerta principal a Sutil le dio por marcar el gol que nos dejaba en Primera un año más.

Parece que fue ayer, pero han pasado ya dos años y de aquel equipo que luchó por mantenerse en la élite hemos llegado a este que no baja los brazos en su lucha por alcanzar la Champions.

No me gustaría estar en la piel de los aficionados del Celta, Depor, Mallorca o Zaragoza. Sabemos lo que se siente y es una sensación horrible, asquerosa, no hay cosa peor en el fútbol que perder la categoría. Nunca sabrás cuando podrás volver a estar en el lugar que mereces.

La Real se ha ganado jugar la Champions. Probablemente sea el equipo que más lo ha merecido y desde luego su afición es la que más lo desea, con diferencia, aunque luego no se pase de la fase previa. Pero por juego, sensaciones y merecimiento, esa cuarta plaza debe ser de la Real Sociedad.

Como bien dijo el domingo por la noche Fernando Becerril en Twitter: “La #realsociedad va a ir a la Liga de Campeones. Y si no va, será un poco menos Liga de Campeones…” Se lo dije a Fernando nada más verlo, es el tweet más bonito que he visto en toda la temporada y tiene más razón que un santo.

Lo siento por el Depor que se tendrá que ir a Segunda, pero la Real merece terminar cuarta esta temporada. Si hay justicia en el fútbol, así será.

Dos goleadas muy parecidas


20130425-120455.jpg

La gran diferencia entre las derrotas del Madrid y Barça ante sus rivales alemanes es que la de los catalanes se veía venir. Nadie podía prever semejante repaso, pero el equipo de Vilanova ya había dado muestras en los último partidos europeos de no pasar por su mejor momento. El Bayern demostró que están muy lejos de lo que llegó a ser el Barça.

La situación del Madrid antes del partido de Dortmund era muy diferente. Un equipo que llegaba en el mejor momento de la temporada (tras eliminar en Copa a un pobre Barça) y pleno de moral, pero el Borussia demostró que ese gran momento era un espejismo.

Pero vayamos por partes. El martes el Bayern pasó por encima de un Barcelona triste. La situación física de varios jugadores no es la óptima, pero no nos engañemos, el Bayern hubiera ganado también aunque el Barça hubiera estado a tope. Uno de los problemas de los culés es que los goles y los récords de Messi han ido tapando las carencias del equipo, que cada día son mayores. El Barça quería jugar en el Allianz, pero el Bayern no le dejaba. Los azulgrana recurrieron a la posesión para evitar que los locales le hicieran daño, pero la presión germana les pudo y las ocasiones se sucedieron durante todo el partido. Es cierto que el árbitro estuvo fatal, pero creo que todos tuvimos la sensación de que si el Bayern hubiera necesitado meter más goles los habría marcado a poco que hubieran forzado la máquina.

Ya habrá tiempo para analizar los motivos de la debacle blaugrana, pero Guardiola advirtió que en esta plantilla había que hacer una limpia que él no quiso hacer. No sé si Zubizarreta y Vilanova son los indicados para hacerla, teniendo en cuenta su afinidad con los jugadores. Lo que está claro es que con dos fichajes no se arregla el desaguisado del Barça. Este verano tendrán que acertar con los fichajes, pero no será nada fácil.

A buen seguro que más de un culé pensó anoche ¿y por qué no fichamos a Lewandowski? ¿O a Reus? La verdad es que serían grandes refuerzos, especialmente el segundo, porque además parece que el polaco se va al Bayern. Los bávaros serán el enemigo a batir el próximo curso, pero no hay que menospreciar a un Dortmund que lleva dos años reinventándose. Perdieron a Barrios, Sahin, Kagawa y ahí están, rozando la final de la Champions. Habrá que ver qué hace Michael Zorc (director deportivo) con los 37 millones que recibirá por Götze, seguro que ya tiene alguna perla en cartera.

El planteamiento de Klopp en la ida de las semifinales fue brillante. Demostró conocer a la perfección a su rival, presionando perfectamente la salida de balón, lo que originó la desconexión de Cristiano del resto del equipo. Encima de Xabi siempre estaba un alemán, y a Pepe le dejaron jugar a su aire, por lo que rifaba el balón constamente. Para colmo Gundogan se movió como Pedro por su casa sin ninguna presión rival, lo que hizo que el Dortmund jugase con toda la comodidad del mundo.

Lewandowski, con sus cuatro goles, ya ha engrosado la leyenda negra del Real Madrid. Será el gran peligro de cara a la vuelta, pero sin perder de vista las diagonales de Reus y Götze,que anoche martirizaron a la zaga blanca.

Lo peor de los dos equipos españoles en la ida de las semifinales de Champions ha sido la sensación de indolencia. El partido del Barça parecía uno de alevines contra juveniles, no hubieran marcado ni jugando dos días más. Algo parecido le pasó al Madrid, que se fió completamente de un Cristiano que no estuvo fino, pero el resto de sus jugadores ofensivos tampoco dieron sensación de poder generar peligro en ningún momento.

La remontada del Barça es imposible. Una cosa es meter 4 goles al Milán y otra 5 al rodillo alemán. El orgullo del Madrid dice que se puede remontar, hay una ligera posibilidad y me parece muy bien que se aferren a ella, pero no hay que olvidar que los alemanes también juegan, y muy bien por cierto…

La décima pasa por Dortmund


¿Cómo recibirá la hinchada a "Judas" Götze?

¿Cómo recibirá la hinchada a “Judas” Götze?

Mucho han cambiado las cosas desde que Borussia y Real Madrid se midieron en la fase de grupos de la Champions. Los alemanes dominaron la serie y terminaron primeros sin que los blancos consiguiesen ganar ninguno de los dos partidos.

Pese a ello, hoy los blancos son favoritos para pasar a la final de Wembley. El Madrid está mucho mejor que en los últimos meses de 2012, han recuperado las mejores sensaciones de la temporada pasada y cuentan con un Cristiano lanzado al balón de oro.

Todo juega a favor del Madrid. La vuelta será en el Bernabéu y el anuncio del fichaje de Gotze por el Bayern de Munich no ayudará al Borussia Dortmund. Pero queda la duda de cómo planificará Mourinho la eliminatoria. Pecar de defensivo en alguno de estos partidos puede dejarte sin final, como le ocurrió los dos últimos años ante Barcelona y Bayern.

El Madrid jugará a la contra, como mejor sabe y más le gusta a Mourinho. El Dortmund deberá llevar el peso del partido y atacar, puesto que de no sacar un resultado positivo del Signal Ilduna Park será practicamente imposible que lleguen a la final.

Klopp volverá a colocar un hombre encima de Xabi Alonso -probablemente Lewandowski- para tratar que entre en juego lo menos posible y así dificultar la salida de balón del Real Madrid. Además, Ramos jugará en el lateral, por lo que les costará mucho más salir con el balón jugado por el centro, de ahí que Mourinho se esté planteando poner a Modric y formar un trivote con el croata, Khedira y el tolosarra.

El Madrid tratará de dinamitar la zona de creación germana impidiendo que tengan espacios en los que combinar. El Dortmund puede hacer un juego vertiginoso o de toque, pero siempre se incorporan al ataque muchos jugadores. Está por ver el rendimiento de “Judas” Götze, como le ha bautizado su afición, pero quien de verdad debe preocupar al Real Madrid es Lewandowski, pichichi de la Bundesliga y el jugador en mejor forma de los amarillos. Será un nuevo examen para Varane, que los ha superado todos con nota salvo el de Drogba.

Pasa a la final: Real Madrid

La primera final de la Champions


Quienes echan de menos la antigua Copa de Europa hoy están de enhorabuena. Dos auténticos partidazos en dos eliminatorias de las de antaño. La Champions de verdad empezó para algunos en octavos, pero lo realmente bueno empieza en los cuartos. Hay equipos netamente inferiores con escasas opciones de pasar, pero para ellos estar en cuartos ya es un éxito. Si pueden dar la sorpresa y plantarse en semifinales ya sería épico.

Pero hay otros cuyo único objetivo es levantar la Copa en Wembley y a estas alturas ya no importa el rival porque todos son muy duros y nadie regala nada. Cualquier amante del fútbol disfrutará de estos ocho partidos. Hay una eliminatoria por encima del resto, con mucha diferencia.

Bayern – Juventus

Es la primera eliminatoria de esta edición de la Champions en la que se enfrentan dos candidatos al título. Algunos pensarán que en el Madrid-Manchester ya lo hicieron, pero yo no veía a los ingleses optando al título, la verdad. Alemanes e italianos se verán las caras en el enfrentamiento más bonito de los cuartos de final y el que menos interés despierta en la prensa nacional, algo que es lógico por otra parte.

Es difícil dar un favorito para pasar a semifinales. El Bayern dejó dudas en la vuelta ante el Arsenal, pero es un equipazo y ese tropiezo es lógico después de tener un 1-3 de renta. Me llamó la atención cómo jugó el Bayern los últimos minutos de aquel partido de vuelta. No dejó que el Arsenal saliera de su campo, no dieron ni una sola opción a los gunners de acercarse a la portería de Neuer. Hacía tiempo que no veía unos minutos decisivos jugados tan bien, lo que demuestra la categoría y la madurez de este equipo. Además, el sábado demostraron estar en buena forma metiéndole 9 al Hamburgo. ¿Será capaz Guardiola de mejorar este equipo? Eso lo sabremos después del verano.

A lo que íbamos, el partido de esta tarde. Dominará el Bayern y la Juve esperará replegada atrás intentando cazar una contra. Buffon asegura que la defensa formada por Bonucci, Barzagli y Chiellini es la mejor que ha tenido nunca. Será un gran duelo ataque-defensa, porque la línea de atacantes es lo mejor del Bayern. No sé si la Juve se ha medido a algún equipo tan potente como el bávaro en los últimos años. Los dos tienen sus ligas prácticamente ganadas, pero es diferente la experiencia de los alemanes frente a la de los italianos, aunque la mayoría de jugadores de la ‘Vecchia signora’ tiene gran experiencia internacional y han jugado este tipo de encuentros. No hay que olvidar que la Juve hace unos años estuvo en la Serie B y este año ha vuelto a la Champions tras varias temporadas ausente.

Uno de los factores clave es la defensa del Bayern, la línea más débil del equipo. La Juve tendrá sus opciones si sabe aprovechar bien las pocas ocasiones de las que disponga.

La Juve no ha caído a doble partido contra un equipo alemán desde hace 37 años, desde entonces 6 de 6 (vía @misterchip). Otro dato interesante es que con Chiellini en el once los de Conte sólo han perdido un partido, aún así creo que pasarán los alemanes.

Pasa: Bayern de Munich

PSG-Barcelona

¿Habrá aprendido el Barça la lección de Milán? De los ocho cuartofinalistas el equipo de Vilanova es el único que tuvo que lograr una machada en la vuelta de los octavos. Dudo que vuelvan a tropezar en la misma piedra, la verdad, aunque el PSG tiene mucha más pegada que el Milan es un conjunto mucho más anárquico que el italiano y tampoco se ha medido a un rival superior hasta la fecha. Son los dominadores del campeonato francés, con una plantilla superior al resto, y en Champions han sufrido ante Oporto y Valencia, dos conjuntos muy inferiores al Barcelona.

El partido de esta noche depende en gran medida de los parisinos. Sabemos quienes jugarán en el Barça y cómo lo harán. La duda está en los franceses. Partiendo de la base de que no veo a los de arriba defendiendo como posesos, es un equipo que se puede partir a la mínima de cambio. Verrati y Matuidi, muy buenos los dos, serán los encargados de darle equilibrio al equipo y ayudar a la defensa. Sin la ayuda de los de arriba no creo que lleguen a todas las coberturas y el Barça puede sacar provecho de su superioridad con el balón. No hay que olvidar que ambos son algo inexpertos y no descartaría que Ancelotti sacase a Motta para ayudarles, por lo que dejaría en el banquillo a Lavezzi, Pastore o Moura, lo que mermaría el ataque. La teoría de la manta, si te tapas el cuello te destapas los pies, en esa estará Ancelotti a estas alturas.

No creo que al PSG le convenga plantear un partido demasiado defensivo. Si hace lo mismo que el Milan en San Siro Ibrahimovic apenas pisará el área de Valdés. No es un jugador que disfrute en las contras y la velocidad no es su mejor arma. Los tres que juegan por detrás sí que son peligrosos con espacios, pero ya sabemos que suben con facilidad, pero les cuesta un mundo volver. Ahí es donde el Barça debe sacar partido. Mucho más acostumbrado a partidos de este tipo y de darle ritmo a los mismos.

Veo el partido similar al Francia-España del martes pasado, con los franceses sabiéndose inferiores, pero sabedores de que gozarán de ocasiones. El Barça dominará, eso está claro, pero su dominio debe traducirse en ocasiones, justo lo que no pasó en Milán. Quiero ver cómo responden los franceses después de un rato persiguiendo la pelota, pero cuanto más lejos estén de la portería culé menos opciones tendrán de llegar a semifinales. El Barça ya ha demostrado de lo que es capaz en el Camp Nou, pero el PSG nunca ha caído eliminado en una eliminatoria ante un equipo español. ¿Será esta la primera vez?

Pasa: Barcelona

Las claves del Barça


20130312-123914.jpg

Partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre Barcelona y Milan. Los italianos llegan al Camp Nou con la ventaja que les da el 2-0 logrado en la ida, por lo que no es de extrañar que monten el autobús delante de la portería de Abbiati, al que el Barça no puso en apuros hace unas semanas. El de San Siro probablemente sea el peor partido de los últimos años del Barcelona, que está obligado a hacer una gesta si quiere estar en el bombo del próximo viernes.

Estas son las claves del partido:

Estado físico- Si el Barça no está bien fisicamente será muy dificil que pase. Es una condición fundamental, porque si los jugadores no están a tope será imposible que mantengan el ritmo que deben darle al partido. Los jugadores del Milan jugarán a la defensiva, metidos muy atrás y su desgaste será menor.

Se desconoce cual ha sido la preparación física del Barça en las últimas semanas, pero está claro que si no se recupera el tono físico de hace unos meses será muy complicado pasar de ronda.

Presión- La presión está directamente relacionada con el plano físico. Si están bien podrán presionar arriba y robar el balón con mayor facilidad, por lo que la defensa correrá menos peligro y se generarán más y mejores ocasiones de gol. La presión es una de las señas de identidad del Barça de hace unos meses y que en el último mes ha brillado por su ausencia. Es practicamente imposible que pasen si no realizan una buena presión.

Circulación de balón- Roura debería poner el video del partido de ida en el vestuario para que los jugadores se den cuenta de lo que no deben hacer. Nada de mover el balón sin intensidad y sin movimiento de jugadores. Si no se le imprime intensidad y no hay balones en profundidad es darle facilidades al rival. Es fundamental el factor sorpresa y que los jugadores tiren desmarques al hueco desde la segunda línea.

Posicionamiento- Este aspecto es fácil de explicar, pero difícil de llevar a cabo porque depende del equipo rival. Si el Milan no mete las dos líneas de cinco en la frontal será más sencillo, pero si se encierran será una versión del partido del Inter de hace unos años.

No por amontonar jugadores arriba se va a atacar más y mejor. El Barça debe mover el balón y que los jugadores se incorporen desde atrás sorprendiendo a los rivales, cobrando especial importancia los laterales. Alves y Alba acabarán como extremos, pero no deben estar en esa zona sino llegar desde atrás y sorprender. Fundamentales los cambios de juego de una banda a otra y generar superioridades en las bandas, aunque esto último se antoja complicado con el catenaccio que prepara Allegri.

Defensa- No es cosa unicamente de los cuatro defensas y Busquets, todo el equipo debe aportar. El Milan saldrá a defender, pero tendrá sus oportunidades a la contra, eso no lo duda nadie. Es importante no encajar goles, pero el Barça tampoco puede pensar en marcar sólo dos goles, porque puede que no sean suficientes.

Cabeza- Será un partido largo, muy largo, y no es descartable que haya prórroga, por lo que los jugadores deben tener paciencia y estar concentrados en todo momento. Es fundamental acabar las jugadas, mejor tirar el balón fuera a que el Milan arme una contra.

La eliminatoria empieza perdida, pero los jugadores no le deben perder la cara al partido. Esto es fútbol y en el partido pasarán miles de cosas y puede que en un momento estés con los dos pies fuera y minutos después clasificado. Que se lo pregunten al Madrid la semana pasada…

Alineación- Creo que Puyol no está bien fisicamente y aunque su espíritu es fundamental saldría con Mascherano, que está más rápido y al cruce va como nadie. Además la salida de balón del argentino es mejor que la del capitán. Sus balones a la espalda de la defensa pueden ser muy validos en caso de que el Milan no esté muy atrás.

Arriba es Messi y dos más, pero es la gran duda que tengo. No saldría con Pedro, que está en un estado pésimo de forma y no me fío de Alexis, por lo que pondría a Tello a abrir el campo y a Villa que es el jugador que más gol tiene de la plantilla tras Messi. Al Guaje le van este tipo de partidos y siempre rinde, como ha demostrado en la selección.

Mi alineación sería la siguiente: Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Tello, Messi y Villa.

Posibilidades: Barça 20% Milán 80%

Mourinho ante el espejo


El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El Real Madrid juega esta noche un partido especial, el típico encuentro que los futbolistas siempre sueñan con disputar. Visitan Old Trafford, uno de los estadios con más solera y renombre del viejo continente.

El gran problema para los blancos es que comenzarán el duelo con la eliminatoria a favor del Manchester United, pero con 90 minutos por delante para darle la vuelta. El Madrid debe ganar o empatar marcando como mínimo dos goles, lo que no es imposible, pero si harto difícil al tratarse de Old Trafford.

José Mourinho no es tonto y empezó a jugar el partido de vuelta en cuanto pisó la sala de prensa del Bernabéu después del 1-1 de la ida. Allí señaló que la mentalidad inglesa no le permitiría al United salir a defender en su propia casa. Se equivoca y mucho. ¿Acaso no tenía el Chelsea mentalidad inglesa la temporada pasada? ¿o el propio United en el Camp Nou ante el Barça en aquellas semifinales de hace unos años? Aquí cada uno defiende sus intereses de la mejor forma que sabe hacerlo, nada más.

Ferguson va a plantearle un partido a la defensiva a Mourinho, de eso no hay duda. Tiene la eliminatoria de cara y no va a arriesgar lo más mínimo a menos que sea estrictamente necesario. Sabe que si adelanta la defensa y le da espacios al Madrid los blancos estarán en el sorteo de cuartos de final. Es una partida de ajedrez y cada técnico mueve sus piezas. Estrategia pura y dura.

El United estará agazapado cerca de De Gea para no darle metros a Cristiano y saldrá a la contra para intentar que Van Persie cace alguna arriba. El holandés demostró en el Bernabéu de lo que es capaz y es la gran amenaza de los ingleses. Lo que más le preocupa a Mou es que sea el Madrid quien tenga que tomar la iniciativa del encuentro. Ferguson les va a regalar el balón y serán ellos quienes deban proponer algo, el United jugará a lo que le gusta jugar al Madrid, penalizando cualquier perdida de balón y convirtiéndolas en contras peligrosas por el potencial ofensivo de los ‘red devils’.

De ahí el título de este post. ¿Sabrá el portugués cómo abrir el muro inglés? La teoría dice que la mejor forma de hacerlo es moviendo el balón con rapidez y entrando desde la banda, pero tal vez Mourinho tenga algún plan especial para Old Trafford. En días como hoy es cuando debe demostrar que el apodo de ‘the special one’ es merecido.

A pesar del resultado de la ida creo que el Madrid tiene muchas posibilidades de pasar. Las dos victorias sobre el Barcelona les ha dado una moral tremenda. Seguro que cualquier madridista preferiría jugar esta noche en el Camp Nou antes que en ‘el teatro de los sueños’.

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

Xabi Alonso no ha ganado nunca en Old Trafford. Sus cuatro visitas con el Liverpool fueron derrotas. No sabemos si este será su último partido en ese estadio, tal vez, por eso me gustaría que ganase el Madrid, para que Xabi pueda presumir de haber ganado en Old Trafford al menos una vez en su carrera. Si lo consigue, seguro que toda la afición ‘Red’ lo celebra como si fuera una victoria propia. Xabi sigue siendo muy querido a orillas del Mersey.

Durante muchos años el equipo que era capaz de ganar en el estadio del United era el que levantaba la orejona a final de temporada. Hace años esta estadística se rompió, pero puede que esta temporada vuelva a hacerse realidad.

Unas semifinales decepcionantes


Esta semana se han disputado los partidos de ida de las semifinales de la Champions League. En teoría se trata de los cuatro mejores equipos del continente, y digo bien lo de en teoría, porque el fútbol que han propuesto ha dejado mucho que desear. Supongo que no seré el único que esperaba mucho más de estos dos encuentros.

El miedo a perder ha reinado sobre todas las cosas. Tres de los cuatro equipos jugaron a no perder y el único que fue descaradamente a por la victoria se llevó el peor resultado, así es el fútbol.

Heynckes, entrenador del Bayern, se conformaba con un 0-0 en el Allianz Arena, pero consiguió un 2-1 que le da opciones de alcanzar la final, aunque personalmente creo que el Madrid ganará por mas de un gol en el Bernabéu.

Mourinho pecó de conservador, él es así. Prefiere llegar a la final empatando los dos encuentros que ganándolos. Es defensivo y lo lleva en el ADN. Tras el gol de Ozil el Bayern estaba muy tocado, era el momento de sentenciar la eliminatoria, pero el Madrid se echó descaradamente atrás a mantener el resultado. Nunca sabremos lo que hubiera pasado, pero a poco que hubiera buscado el gol es probable que lo hubieran logrado, teniendo en cuenta el potencial del que dispone el Madrid arriba.

Sin embargo, se replegó dando por bueno el empate y al final lo pagó dejando un escenario propicio para los bávaros. Robben y especialmente Ribery -el mejor jugador de estos dos encuentros- pueden hacer temblar los cimientos del Bernabéu. Creo que el Madrid marcará primero y buscará sentenciar la eliminatoria a la contra, como le gusta a Mourinho.

El partido de Londres fue totalmente opuesto. Un equipo quería ganar el encuentro y lo demostró desde el minuto 1. El otro esperó a ver qué pasaba acumulando jugadores delante del portero y esperando una contra para llegar a la portería rival.

En Stamford Bridge quedó claro que lo que hace grande al fútbol es que no siempre es justo y no siempre gana el mejor o quien más lo merece. El Barça dispuso de muchas ocasiones, incluso podría haber dejado la eliminatoria sentenciada, pero la pelotita no quiso entrar.

El Chelsea marcó en su único tiro a puerta en todo el partido, como le ocurrió al Barça en su anterior visita a ese estadio, con el ya célebre Iniestazo. Fue cuestión de mala suerte que el Barça no marcase pero también hay que decir que muchos de sus jugadores mostraron una imagen muy diferente de la que nos tienen habituados. Guardiola tampoco acertó con los cambios, aunque era difícil teniendo en cuenta que la plantilla no dispone de ningún revulsivo.

Se echó en falta un nueve para tratar de rematar algún balón proveniente desde las bandas, puesto que el conjunto de Guardiola se empeñó en entrar por el centro, donde más jugadores rivales había. De haber tenido un rematador tampoco tenía garantizado el éxito ya que en los balones laterales Cahill y Terry se encuentran más a gusto que un cochino en una pocilga.

La reencarnación del Inter de Mou

El partido de vuelta va a ser como la segunda parte que vimos el miércoles. Un portero y diez tíos por delante amontonados para evitar que los culés se acerquen a la portería. Es decir, el mismo planteamiento que utilizó Mourinho con el Inter hace dos años, con Eto’o de lateral izquierdo. Totalmente lícito, pero lo aborrezco, por muchos resultados que consigan así.

El problema para el Chelsea es que el Camp Nou es un estadio mucho más ancho que Stamford Bridge y el Barça tratará de llevar el juego a las bandas para así crear más espacios en el centro para Messi. “90 minuti en el Bernabéu son molto longo” dijo el malogrado Juanito. Me temo que al Chelsea le va a pasar algo similar, aunque en este caso en el feudo blaugrana. Al Barça le basta un gol para forzar la prórroga y es muy difícil que se quede sin marcar. El Chelsea, si consigue salir de la cueva tendrá alguna, pero le costará horrores recorrer la distancia que hay de un área a otra.