Grupo A: El campeón no saldrá de este cuarteto


Vaya por delante que no soy partidario de que dos países organicen un gran torneo, y menos aún que ambos sean cabezas de serie en el sorteo. Dicho esto, considero que el Grupo A de esta Eurocopa es uno de los más flojos que recuerdo en una gran cita y es una pena que el partido inaugural sea un “apasionante” Polonia-Grecia. Pero bueno, es lo que hay, la UEFA lo ha querido así y hay que disfrutar de la Eurocopa aunque haya grupos mucho más interesantes que otros.

Polonia: Los cuartos en el horizonte

La actual generación polaca es la mejor de las dos últimas décadas. Han participado en Mundiales y en la última Eurocopa, pero sin pena ni gloria. Su último gran éxito fue la medalla de plata en las Olimpiadas de Barcelona tras el gol de Kiko en el último suspiro de la final. El tercer puesto de los Mundiales del 82 y el 74 queda ya demasiado lejos y muchas generaciones de polacos no han vivido una alegría con su selección. Tampoco va a ser este el torneo en el que lo hagan, pero dado el poco nivel de su grupo y que juegan en casa no es una utopía pensar que estarán en cuartos.

Cuentan con jugadores de calidad que destacan en equipos importantes, como es el caso de Lewandowski, Blaszczykowski y Piszczek que se han proclamado campeones de la Bundesliga con el Dortmund, o Sczcesny que destaca en la portería del Arsenal.

Uno de los grandes handicaps que presentan es la poca experiencia de sus jugadores en las grandes citas. Algunos están acostumbrados a jugar la Champions, pero sólo cinco repiten convocatoria desde la última Eurocopa.

Grecia: Repetir la hazaña de 2004 es imposible

Aún resisten Karagounis y Katsouranis de la selección helena que se proclamó campeona de Europa hace ocho años en Portugal, pero la forma de jugar de Grecia es similar a aquella. Una dura defensa y sacar el máximo rendimiento de las contras y el balón parado, ese es el libro de ruta del equipo del portugués Fernando Santos en este torneo.

El delantero del Samsunspor turco Gekas será la referencia arriba, pero el devenir de los helenos dependerá sobremanera de las genialidades del delantero del Celtic Samaras. A pesar de haber sido primeros del grupo de Croacia en la fase de clasificación no creo que tengan un buen papel en la Eurocopa, aunque hay que recordar que hace ocho años nadie daba un euro por ellos y se llevaron el título a su país.

Rusia: La gran favorita del grupo

Dick Advocaat no ha cambiado prácticamente nada de la selección que su compatriota Hiddink dirigió en Austria/Suiza. Los rusos no pudieron con la campeona, cayendo en semifinales, pero dejando el pabellón muy alto. Cuentan con jugadores de talento y a la vieja guardia (Arshavin, Pogrebnyak o Pavlyuchenko) se les ha unido Dzagoev, que apuntaba muy alto pero que en los últimos tiempos su progresión no ha sido la esperada.

Se trata de una selección interesante y atractiva para el espectador, que trata muy bien el balón gracias a la calidad de sus centrocampistas. Son los favoritos del grupo junto a la selección polaca y su ausencia en cuartos sería un auténtico fracaso. Si todos sus jugadores están inspirados serán un rival muy complicado, pero el problema es que alguno de ellos no ha merecido ser convocado para la Eurocopa, como es el caso de Arshavin, que ha protagonizado una temporada para olvidar, como las últimas en las que estuvo en el Arsenal. Volvió al Zenit en el pasado mercado invernal, pero no es el que fue hace cuatro años. Con una facilidad insultante para ganar peso, Arshavin, es tan talentoso como irregular. Con la selección tiende a jugar mejor que en sus clubes y si está motivado es capaz de cualquier cosa, pero nadie sabe por donde puede salir el genio ruso.

República Checa: Cualquier tiempo pasado fue mejor

Los checos cuentan con varios jugadores jovenes con mucha calidad. Esta cita probablemente les pille demasiado pronto, pero llevan años haciendo buenos papeles en las diferentes categorías inferiores y el futuro es esperanzador para una selección que hace décadas daba miedo.

Hoy son una de las selecciones más débiles del torneo y es practicamente imposible que pasen a la siguiente fase, a pesar de haber quedado encuadrados en el grupo más sencillo. El seleccionador Michal Bilek ha reunido un grupo que mezcla veteranía y juventud casi a partes iguales. Cech y Rosicky son los jefes de la selección, secundados por otros veteranos como Baros o Plasil. Pilar destacó en el doble enfrentamiento contra España en la fase clasificatoria, pero aún no dispone de los galones que el tiempo le irá dando. También destaca arriba Necid, que con su 1,90 siempre pone en apuros a la zaga rival.

Jugadores a seguir

Lewandowski: Ha marcado 30 goles en el Dortmund esta temporada y se ha convertido en uno de los delanteros más interesantes del continente. Es un goleador nato y esta ha sido la campaña de su consagración definitiva. El año pasado vivió a la sombra de Lucas Barrios, pero su gran estado de forma y la marcha del paraguayo al fútbol chino le convirtieron en pieza clave en un Borussia que ha reeditado título este año. Es la gran esperanza de su país en el torneo.

Samaras: Es, con diferencia, el jugador de más talento de su selección. Milita en el Celtic, donde se ha convertido en un ídolo, pero su carrera no ha tenido el brillo que se esperaba. Nunca ha realizado nada especialmente destacado a nivel internacional, por lo que es un jugador poco conocido para el gran público. Pasó por el City antes de la llegada del jeque, pero no rindió como se esperaba.

Pogrebnyak/Pavlyuchenko: Arshavin es la estrella rusa, pero sus últimas temporadas no son dignas de ser destacadas en este apartado. En principio Pavlyuchenko será el titular, pero no hay que olvidar que Pogrebnyak tuvo un par de meses sensacionales a su llegada al Fulham. Después bajó el rendimiento, pero se trata de un delantero de rachas y si pilla la buena Rusia será un rival de cuidado. Las esperanzas del fútbol ruso también están puestas en Dzagoev, pero su temporada no ha sido todo lo buena que se esperaba.

Cech: Qué decir del portero del Chelsea… Se acaba de proclamar campeón de la Champions por primera vez con una actuación destacadísima. Que le pregunten a los aficionados del Barça cómo se las gasta el portero checo. Había pasado unas temporadas peores de lo habitual, pero en los últimos meses ha recuperado el nivel que le encumbró como uno de los mejores porteros del mundo. Es el gran líder de la selección checa y un auténtico seguro bajo palos. Forma junto con Neuer, Casillas y Buffon el olimpo de los guardametas de la Eurocopa.

Anuncios

La Eurocopa ya está aquí


En los últimos meses no he escrito en el blog todo lo que hubiese querido, pero este mes retomo el ritmo frenético y trataré de actualizarlo a diario con las previas y las crónicas de cada jornada. Hace dos años creé uno especialmente para el Mundial –elmundialdealex.wordpress.com-, pero ésta vez prefiero utilizar esta para no volver loca a la gente que ya lo sigue.

Quería dar las gracias a todos los que me habéis animado a hacer el seguimiento de la Eurocopa. No sabía que el del Mundial gustó tanto como para que tantos me animaseis a llevar a cabo esta bendita locura.

En próximas entradas analizaré los grupos y cada selección en particular, pero a grandes rasgos mi opinión no es muy diferente de la de todo el mundo: España con sus bajitos, Alemania con el fútbol que enamoró en el Mundial más los nuevos talentos, y Francia con la talentosa generación del 87 a la cabeza, son los grandes favoritos a llevarse el título, aunque nunca podemos descartar a una Italia que cada vez que tiene un lío se lleva un Campeonato, como ya hiciera en el 82 y en 2006. Holanda es un gran equipo cuando no se dedican a atizar, como sucedió en la final de Johanesburgo, y cuenta en sus filas con dos delanteros que viven un continuo idilio con el gol, como son Van Persie y Huntelaar.

Después del éxito de España en los dos últimos torneos son muchas las selecciones que han apostado por imitar el estilo de ‘la Roja’ con el balón como protagonista. Es de agradecer este tipo de fútbol ante conjuntos como la Grecia campeona en 2004 o el Chelsea que recientemente se ha proclamado campeón de la Champions. Ahora, incluso Italia ha abandonado el fútbol ultradefensivo de otra época y Prandelli prefiere a jugadores de calidad. El catenaccio tan típico de los italianos lo lleva a la práctica, como no podía ser de otra forma, Trapattoni en Irlanda. Y es que como todos sabemos la cabra siempre tira al monte.

Esto es un adelanto, si queréis saber más, estos días iré colgando los primeros análisis.

Un saludo