Grupo A: El campeón no saldrá de este cuarteto


Vaya por delante que no soy partidario de que dos países organicen un gran torneo, y menos aún que ambos sean cabezas de serie en el sorteo. Dicho esto, considero que el Grupo A de esta Eurocopa es uno de los más flojos que recuerdo en una gran cita y es una pena que el partido inaugural sea un “apasionante” Polonia-Grecia. Pero bueno, es lo que hay, la UEFA lo ha querido así y hay que disfrutar de la Eurocopa aunque haya grupos mucho más interesantes que otros.

Polonia: Los cuartos en el horizonte

La actual generación polaca es la mejor de las dos últimas décadas. Han participado en Mundiales y en la última Eurocopa, pero sin pena ni gloria. Su último gran éxito fue la medalla de plata en las Olimpiadas de Barcelona tras el gol de Kiko en el último suspiro de la final. El tercer puesto de los Mundiales del 82 y el 74 queda ya demasiado lejos y muchas generaciones de polacos no han vivido una alegría con su selección. Tampoco va a ser este el torneo en el que lo hagan, pero dado el poco nivel de su grupo y que juegan en casa no es una utopía pensar que estarán en cuartos.

Cuentan con jugadores de calidad que destacan en equipos importantes, como es el caso de Lewandowski, Blaszczykowski y Piszczek que se han proclamado campeones de la Bundesliga con el Dortmund, o Sczcesny que destaca en la portería del Arsenal.

Uno de los grandes handicaps que presentan es la poca experiencia de sus jugadores en las grandes citas. Algunos están acostumbrados a jugar la Champions, pero sólo cinco repiten convocatoria desde la última Eurocopa.

Grecia: Repetir la hazaña de 2004 es imposible

Aún resisten Karagounis y Katsouranis de la selección helena que se proclamó campeona de Europa hace ocho años en Portugal, pero la forma de jugar de Grecia es similar a aquella. Una dura defensa y sacar el máximo rendimiento de las contras y el balón parado, ese es el libro de ruta del equipo del portugués Fernando Santos en este torneo.

El delantero del Samsunspor turco Gekas será la referencia arriba, pero el devenir de los helenos dependerá sobremanera de las genialidades del delantero del Celtic Samaras. A pesar de haber sido primeros del grupo de Croacia en la fase de clasificación no creo que tengan un buen papel en la Eurocopa, aunque hay que recordar que hace ocho años nadie daba un euro por ellos y se llevaron el título a su país.

Rusia: La gran favorita del grupo

Dick Advocaat no ha cambiado prácticamente nada de la selección que su compatriota Hiddink dirigió en Austria/Suiza. Los rusos no pudieron con la campeona, cayendo en semifinales, pero dejando el pabellón muy alto. Cuentan con jugadores de talento y a la vieja guardia (Arshavin, Pogrebnyak o Pavlyuchenko) se les ha unido Dzagoev, que apuntaba muy alto pero que en los últimos tiempos su progresión no ha sido la esperada.

Se trata de una selección interesante y atractiva para el espectador, que trata muy bien el balón gracias a la calidad de sus centrocampistas. Son los favoritos del grupo junto a la selección polaca y su ausencia en cuartos sería un auténtico fracaso. Si todos sus jugadores están inspirados serán un rival muy complicado, pero el problema es que alguno de ellos no ha merecido ser convocado para la Eurocopa, como es el caso de Arshavin, que ha protagonizado una temporada para olvidar, como las últimas en las que estuvo en el Arsenal. Volvió al Zenit en el pasado mercado invernal, pero no es el que fue hace cuatro años. Con una facilidad insultante para ganar peso, Arshavin, es tan talentoso como irregular. Con la selección tiende a jugar mejor que en sus clubes y si está motivado es capaz de cualquier cosa, pero nadie sabe por donde puede salir el genio ruso.

República Checa: Cualquier tiempo pasado fue mejor

Los checos cuentan con varios jugadores jovenes con mucha calidad. Esta cita probablemente les pille demasiado pronto, pero llevan años haciendo buenos papeles en las diferentes categorías inferiores y el futuro es esperanzador para una selección que hace décadas daba miedo.

Hoy son una de las selecciones más débiles del torneo y es practicamente imposible que pasen a la siguiente fase, a pesar de haber quedado encuadrados en el grupo más sencillo. El seleccionador Michal Bilek ha reunido un grupo que mezcla veteranía y juventud casi a partes iguales. Cech y Rosicky son los jefes de la selección, secundados por otros veteranos como Baros o Plasil. Pilar destacó en el doble enfrentamiento contra España en la fase clasificatoria, pero aún no dispone de los galones que el tiempo le irá dando. También destaca arriba Necid, que con su 1,90 siempre pone en apuros a la zaga rival.

Jugadores a seguir

Lewandowski: Ha marcado 30 goles en el Dortmund esta temporada y se ha convertido en uno de los delanteros más interesantes del continente. Es un goleador nato y esta ha sido la campaña de su consagración definitiva. El año pasado vivió a la sombra de Lucas Barrios, pero su gran estado de forma y la marcha del paraguayo al fútbol chino le convirtieron en pieza clave en un Borussia que ha reeditado título este año. Es la gran esperanza de su país en el torneo.

Samaras: Es, con diferencia, el jugador de más talento de su selección. Milita en el Celtic, donde se ha convertido en un ídolo, pero su carrera no ha tenido el brillo que se esperaba. Nunca ha realizado nada especialmente destacado a nivel internacional, por lo que es un jugador poco conocido para el gran público. Pasó por el City antes de la llegada del jeque, pero no rindió como se esperaba.

Pogrebnyak/Pavlyuchenko: Arshavin es la estrella rusa, pero sus últimas temporadas no son dignas de ser destacadas en este apartado. En principio Pavlyuchenko será el titular, pero no hay que olvidar que Pogrebnyak tuvo un par de meses sensacionales a su llegada al Fulham. Después bajó el rendimiento, pero se trata de un delantero de rachas y si pilla la buena Rusia será un rival de cuidado. Las esperanzas del fútbol ruso también están puestas en Dzagoev, pero su temporada no ha sido todo lo buena que se esperaba.

Cech: Qué decir del portero del Chelsea… Se acaba de proclamar campeón de la Champions por primera vez con una actuación destacadísima. Que le pregunten a los aficionados del Barça cómo se las gasta el portero checo. Había pasado unas temporadas peores de lo habitual, pero en los últimos meses ha recuperado el nivel que le encumbró como uno de los mejores porteros del mundo. Es el gran líder de la selección checa y un auténtico seguro bajo palos. Forma junto con Neuer, Casillas y Buffon el olimpo de los guardametas de la Eurocopa.

Rooney no consigue indultar a Green


Segunda jornada de Mundial, que nos deja sensaciones muy diferentes. El último partido del día, por ahora, el mejor de lo que llevamos de campeonato. Vamos con el resumen.

Inglaterra 1-1 EE.UU.
Uno de los grandes favoritos salía hoy a escena contra la que puede ser la gran revelación del Mundial. Inglaterra empezó muy bien con un gol de Gerrard que les ponía el partido cuesta abajo, sin embargo no han sido capaces de dominar el encuentro, en gran medida debido a la ausencia de un mediocentro puro. Hoy ha jugado el capitán del Liverpool junto a Lampard, que no ha hecho absolutamente nada, pero ninguno de los dos está habituado a jugar por delante de la defensa y tan lejos de los delanteros. Hoy con Carrick o Barry el resultado podía haber sido bien diferente. Ninguno de los dos de hoy está acostumbrado a ordenar y repartir juego, pero esto es fallo de Capello, por situarlos tan lejos del área contraria, su habitat natural.

No me ha gustado Lennon, que no ha encarado en todo el partido y sólo Johnson ha llevado peligro por la banda derecha. La izquierda no ha existido, ya que Ashley Cole no ha pasado del centro del campo en todo el partido. Está desconocido y parece que no ha superado la ruptura con la buena de Cheryl, algo lógico, desde luego.

En la segunda parte Inglaterra ha jugado mucho mejor, gracias a Gerrard y, sobretodo, a Rooney, que ha estado colosal. El ‘pequeño hooligan’ se ha echado el equipo a la espalda y ha dado una lección de cómo se juega con la pelotita. Lampard debería tomar nota porque el del Chelsea no ha dado una a derechas durante los 90 minutos.

Pero el gran problema de los ‘Pross’ está en la portería y con la cantada de hoy de Green se ha vuelto a convertir en el debate nacional en las islas. ¿Seguirá Capello pensando que Almunia no era válido para la portería? Si no tenían suficiente con Calamity James, Robinson y Foster ahora tienen también a Robert Green, que ha regalado un punto a EE.UU., que bien puede provocar un cruce mucho más peligroso en octavos, porque estos dos equipos serán los que pasen del grupo C.

EE.UU. ha estado muy bien, pero no ha sorprendido porque ha seguido la misma línea que en la Copa Confederaciones del año pasado. Es un buen bloque muy difícil de superar con jugadores muy interesantes. Dempsey, Donovan y Altidore te pueden crear problemas en cualquier momento y con espacios tienen muchísimo peligro.

Argentina 1-0 Nigeria
Llevo toda la tarde pensando en el partido de Argentina. Me han gustado los cinco primeros minutos con una selección atacando descaradamente y buscando el gol. El problema es que lo ha encontrado a los cinco minutos por medio de Heinze. A partir de ahí los de Maradona han cambiado. Han ralentizado el juego volviéndose lentos y previsibles… hasta que la cogía Messi. Leo es el que marca las diferencias y cada vez que se hace con el balón se sabe que la defensa rival lo va a pasar mal. Hoy ha estado muy cerca del gol en todo momento, pero Enyeama, el portero nigeriano, ha evitado con sus grandísimas intervenciones el tanto del 10 argentino.

Argentina ha especulado demasiado con el resultado. La suerte que han tenido es que enfrente estaba la selección más timorata de África. Era acercarse al área y a los delanteros nigerianos se les apagaban las luces. Sólo han generado peligro por la velocidad de sus delanteros y porque los tres centrales de la albiceleste sufren con los balones a sus espaldas. Cualquier otra selección les podría haber creado muchos más problemas, pero también hay que decir que ante otro equipo que lleve el peso del partido y les quite el balón, los argentinos estarían mucho más cómodos saliendo a la contra con las tres flechas que tienen arriba.

Messi ha estado muy bien, Tévez batallador, pero Higuaín ha vuelto a ser el delantero de las grandes citas del Madrid, es decir, que no le marca ni al arcoiris. Ha tenido varias muy claras, pero las ha tirado fuera o se ha encontrado con un genial Enyeama. No me extrañaría que Diego Milito saliera de inicio en el próximo partido. Las ocasiones que ha tenido ‘Pipita’ el del Inter no las perdona. Di María ha estado completamente ‘missing’. No ha habido noticias de él en el Ellis Park, puede que estuviese negociando su fichaje por el Madrid, porque por el césped no se le ha visto.

Argentina deja encarrilado el pase a octavos, mientras que Nigeria deberá ganar a Corea del Sur para pasar de ronda.

Corea del Sur 2-0 Grecia
En Grecia tenemos al primer aspirante a ser la primera eliminada del Mundial. Han dado muy mala imagen ante los asiáticos, que cada vez tienen más experiencia y son muy difíciles de superar. Además han conseguido un gol muy pronto y los helenos no saben llevar el peso del partido, por lo que los coreanos han matado a la contra, pudiendo ganar por más goles de diferencia. Lo dicho, los de Rehhagel serán probablemente los primeros que se vayan a casa, mientras que Corea del Sur son claros favoritos a pasar a octavos junto a Argentina.

Los mejores: Messi, Rooney, Enyeama y Park Ji Sung
Decepciones: Di María, Lampard, Higuaín.