Grupo C: El choque de estilos


España parte como favorita en este grupo. Algo lógico después de ganar la última edición y el Mundial de Sudáfrica. Es el enemigo a batir y todos los equipos vivirán su particular final cuando se enfrenten al combinado de Vicente Del Bosque.

‘La Roja’ debería pasar como primera de grupo o como segunda si ocurriese algo raro, pero no olvidemos que en estos torneos, tanto Eurocopas como Mundiales, las sorpresas están a la orden del día y a los últimos campeones no han tenido buenas actuaciones en las últimas ediciones. No hay que olvidar que Grecia se fue a casa a las primeras de cambio en Austria-Suiza y que Italia tampoco superó la primera fase en Sudáfrica. Ver a España eliminada en la fase de grupos es una hipótesis difícil de imaginar, pero seguro que las casas de apuestas le pagarían una fortuna en el caso de que sucediese.

Los jugadores de España celebran un gol en el último partido amistoso

Antes de que se destapara la polémica con las apuestas en Italia los de Prandelli eran los candidatos, junto a España, para estar en la siguiente fase, pero ahora cualquier cosa puede suceder. No olvidemos que antes del Mundial del 82 vivieron un caso parecido y salieron campeones, al igual que en 2006 cuando días antes de que se iniciase el Mundial se destapó el escándalo conocido como ‘Moggigate’ que acabó con la Juventus en la Serie B y con la ‘Azurra’ proclamándose campeona del mundo en Berlín. Es decir, en cualquier selección un escándalo de este tipo sería una bomba, pero en Italia les hace más fuertes y se conjuran para conquistar el título.

España: Un centro del campo de ensueño

Cualquier seleccionador del mundo daría lo que fuese por tener en sus filas a alguno de estos jugadores: Busquets, Xabi Alonso, Xavi Hernández, Cesc Fábregas, Silva, Mata, Cazorla e Iniesta. La suerte de Del Bosque es que no tiene que quedarse con uno, si no descartar a varios ya que no puede jugar con todos. Ningún equipo tiene el talento que reúne España en el centro del campo. Si a esto le añadimos a los Pedro, Piqué, Ramos, Navas o un Jordi Alba que llega a la Eurocopa como una bala, nos queda un equipo de ensueño que tiene a Casillas como su ángel de la guarda. La única duda está en la delantera, ya que con la baja de Villa ninguno de los sustitutos asegura los goles que ‘el Guaje’ marcaba en las grandes citas.

Italia: La delgada línea que separa el éxito del fracaso

Es imposible predecir el rendimiento que va a dar la escuadra italiana en la Eurocopa. Como ya he comentado al inicio del post los italianos son capaces de lo mejor y de lo peor, incluso de crecerse y hacerse con el título. Son Italia, a orgullo nadie les gana y se crecen ante las adversidades.

En el plano futbolístico Prandelli le ha cambiado la cara a la selección. Tras pasar cinco años en la Fiorentina el técnico desembarcó en la Federación y se hizo cargo de la ‘Azzurra’ tras el Mundial, sustituyendo a Marcello Lippi. Pirlo es el centro neurálgico del equipo y el resto se alinea a su alrededor. Los Gatussos y Ambrosinis de turno han dejado paso a jugadores de más calidad como Montolivo o Marchisio, aunque Prandelli suele dar entrada en ocasiones al nacionalizado Thiago Motta, encargado de hacer el juego sucio tan típico de los italianos.

La defensa ya no es el muro infranqueable que les caracterizaba, ahora lo que destaca de los transalpinos es el talento de sus hombres de ataque. Balotelli es capaz de lo mejor y de lo peor, pero Prandelli ha apostado por él y será el titular junto a Cassano, recuperado de la operación que le alejó de los terrenos de juego todo el año. Di Natale, casado con el gol, nunca ha rendido en la selección como lo hace en el Udinese, pero será una amenaza en cuanto pise el terreno de juego, al igual que Giovinco, probablemente el jugador con más talento del conjunto italiano.

Croacia: Buscando la alternativa

Las posibiliadades de los croatas dependen sobremanera de lo que suceda en su primer partido. Si ganan a Irlanda tendrán posibilidades de colarse en cuartos, pero si no es así será complicado que puedan superar a Italia y España, dos selecciones superiores a Croacia. Si ganan el primer partido se vendrán arriba y con confianza son capaces de cualquier cosa, ya que disponen de jugadores de calidad -especialmente Modric y Rakitic- pero demasiado irregulares.

Olic no es un gran goleador, pero ejercía de referencia arriba. Su baja de última hora -suplida por Kalinic- pesará. El ex del Arsenal, Eduardo Da Silva es quien más opciones tiene de ser titular, aunque desde su lesión hace dos años no ha sido el mismo.

Como buen equipo balcánico, Croacia será un equipo que venderá cara su derrota. Si tienen el día pueden ser muy peligrosos como ya demostraron en las últimas grandes citas, pero son un equipo capaz de lo mejor y de lo peor. Cuentan con laterales y jugadores de banda de calidad que pueden ser muy peligrosos siempre que Rakitic y Modric les pongan el balón en condiciones, pero no son un equipo que a priori asuste a sus rivales.

República de Irlanda: Defensa, defensa y contraataque

Los irlandeses han hecho una gran clasificación, quedando segundos en el grupo que lideró Rusia, un grupo relativamente fácil pero en el que sólo perdieron un partido, tres empatados y ocho ganados. Lo que más llama la atención es su fiabilidad defensiva, ya que sólo concedieron ocho tantos en doce partidos, pero con Trapattoni de entrenador es algo lógico, ya que se trata de un técnico que construye sus equipos desde basándose en una fuerte defensa y aprovechando las contras para subsistir. Así es como juega Irlanda. Con ocho jugadores parapetados delante del portero y los dos delanteros buscándose las habichuelas ayudados con los jugadores de las bandas.

Irlanda nunca optará por dominar un encuentro, no saben hacerlo. Optan por el juego directo y por los balones aéreos cuando el partido se complica, el típico juego inglés de todas la vida. Sus partidos serán todos a cara de perro, siendo un rival muy difícil de superar, pero lo lógico es que no superen la primera fase.

Jugadores a seguir

Andrés Iniesta: El autor del gol de la final del Mundial se hace merecedor de esta distinción, aunque en España son muchos los jugadores que podrían ser destacados. Xavi, mejor jugador de la última Eurocopa y metrónomo de ‘la Roja’ también lo merecería, pero las opciones de los de Del Bosque dependen sobremanera del estado del albaceteño. Si no tiene problemas físicos puede ser el mejor jugador del torneo y llevar a su equipo a la victoria. Es talento y si está bien es imparable. No marcará tantos goles como otros, pero cuando coge el balón el estadio entero sabe que puede pasar cualquier cosa. Un auténtico genio del fútbol. Atención a la sociedad que forma con David Silva que puede resultar decisiva.

Andrea Pirlo: Es el jefe de Italia. Con un palmarés impresionante sólo le falta una Eurocopa que sería la guinda a su trayectoria. Mediocentro de excelente golpeo de balón, Italia juega al ritmo que marca el centrocampista de la Juventus.

Luka Modric: En Croacia no hay duda: Modric es el mejor jugador y con diferencia. Milita en el Tottenham inglés y cada verano suena para como refuerzo para uno de los grandes de las islas, pero todavía ninguno se ha atrevido a pagar el pastizal que piden por él. Merece jugar la Champions cada temporada, ya que se trata de uno de los mejores jugadores del continente, aunque haya partidos en los que pasa desapercibido. La irregularidad es su gran fallo y el devenir de Croacia depende sobremanera de ello. Con un Modric activado los de Bilic serán un equipo peligroso, pero si el Cruyff balcánico no aparece… malo.

Robbie Keane: McClean ha sido la revelación irlandesa de la temporada después de realizar una excelente campaña en el Sunderland, pero Keane es el buque insignia irlandés. Lleva ahí toda la vida y es un seguro de vida. No se le ha olvidado marcar goles y siempre hay que estar pendiente de él. Es un viejo rockero de la escuela de Raúl e Inzaghi y aunque ahora milite en la MSL no es tan mayor como parece. Sólo tiene 31 años, pero ha jugado al máximo nivel tantos años que parece mucho más veterano. Seguro que no se irá de la Euro sin marcar.

Anuncios

La Eurocopa ya está aquí


En los últimos meses no he escrito en el blog todo lo que hubiese querido, pero este mes retomo el ritmo frenético y trataré de actualizarlo a diario con las previas y las crónicas de cada jornada. Hace dos años creé uno especialmente para el Mundial –elmundialdealex.wordpress.com-, pero ésta vez prefiero utilizar esta para no volver loca a la gente que ya lo sigue.

Quería dar las gracias a todos los que me habéis animado a hacer el seguimiento de la Eurocopa. No sabía que el del Mundial gustó tanto como para que tantos me animaseis a llevar a cabo esta bendita locura.

En próximas entradas analizaré los grupos y cada selección en particular, pero a grandes rasgos mi opinión no es muy diferente de la de todo el mundo: España con sus bajitos, Alemania con el fútbol que enamoró en el Mundial más los nuevos talentos, y Francia con la talentosa generación del 87 a la cabeza, son los grandes favoritos a llevarse el título, aunque nunca podemos descartar a una Italia que cada vez que tiene un lío se lleva un Campeonato, como ya hiciera en el 82 y en 2006. Holanda es un gran equipo cuando no se dedican a atizar, como sucedió en la final de Johanesburgo, y cuenta en sus filas con dos delanteros que viven un continuo idilio con el gol, como son Van Persie y Huntelaar.

Después del éxito de España en los dos últimos torneos son muchas las selecciones que han apostado por imitar el estilo de ‘la Roja’ con el balón como protagonista. Es de agradecer este tipo de fútbol ante conjuntos como la Grecia campeona en 2004 o el Chelsea que recientemente se ha proclamado campeón de la Champions. Ahora, incluso Italia ha abandonado el fútbol ultradefensivo de otra época y Prandelli prefiere a jugadores de calidad. El catenaccio tan típico de los italianos lo lleva a la práctica, como no podía ser de otra forma, Trapattoni en Irlanda. Y es que como todos sabemos la cabra siempre tira al monte.

Esto es un adelanto, si queréis saber más, estos días iré colgando los primeros análisis.

Un saludo