Mourinho ante el espejo


El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El Real Madrid juega esta noche un partido especial, el típico encuentro que los futbolistas siempre sueñan con disputar. Visitan Old Trafford, uno de los estadios con más solera y renombre del viejo continente.

El gran problema para los blancos es que comenzarán el duelo con la eliminatoria a favor del Manchester United, pero con 90 minutos por delante para darle la vuelta. El Madrid debe ganar o empatar marcando como mínimo dos goles, lo que no es imposible, pero si harto difícil al tratarse de Old Trafford.

José Mourinho no es tonto y empezó a jugar el partido de vuelta en cuanto pisó la sala de prensa del Bernabéu después del 1-1 de la ida. Allí señaló que la mentalidad inglesa no le permitiría al United salir a defender en su propia casa. Se equivoca y mucho. ¿Acaso no tenía el Chelsea mentalidad inglesa la temporada pasada? ¿o el propio United en el Camp Nou ante el Barça en aquellas semifinales de hace unos años? Aquí cada uno defiende sus intereses de la mejor forma que sabe hacerlo, nada más.

Ferguson va a plantearle un partido a la defensiva a Mourinho, de eso no hay duda. Tiene la eliminatoria de cara y no va a arriesgar lo más mínimo a menos que sea estrictamente necesario. Sabe que si adelanta la defensa y le da espacios al Madrid los blancos estarán en el sorteo de cuartos de final. Es una partida de ajedrez y cada técnico mueve sus piezas. Estrategia pura y dura.

El United estará agazapado cerca de De Gea para no darle metros a Cristiano y saldrá a la contra para intentar que Van Persie cace alguna arriba. El holandés demostró en el Bernabéu de lo que es capaz y es la gran amenaza de los ingleses. Lo que más le preocupa a Mou es que sea el Madrid quien tenga que tomar la iniciativa del encuentro. Ferguson les va a regalar el balón y serán ellos quienes deban proponer algo, el United jugará a lo que le gusta jugar al Madrid, penalizando cualquier perdida de balón y convirtiéndolas en contras peligrosas por el potencial ofensivo de los ‘red devils’.

De ahí el título de este post. ¿Sabrá el portugués cómo abrir el muro inglés? La teoría dice que la mejor forma de hacerlo es moviendo el balón con rapidez y entrando desde la banda, pero tal vez Mourinho tenga algún plan especial para Old Trafford. En días como hoy es cuando debe demostrar que el apodo de ‘the special one’ es merecido.

A pesar del resultado de la ida creo que el Madrid tiene muchas posibilidades de pasar. Las dos victorias sobre el Barcelona les ha dado una moral tremenda. Seguro que cualquier madridista preferiría jugar esta noche en el Camp Nou antes que en ‘el teatro de los sueños’.

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

Xabi Alonso no ha ganado nunca en Old Trafford. Sus cuatro visitas con el Liverpool fueron derrotas. No sabemos si este será su último partido en ese estadio, tal vez, por eso me gustaría que ganase el Madrid, para que Xabi pueda presumir de haber ganado en Old Trafford al menos una vez en su carrera. Si lo consigue, seguro que toda la afición ‘Red’ lo celebra como si fuera una victoria propia. Xabi sigue siendo muy querido a orillas del Mersey.

Durante muchos años el equipo que era capaz de ganar en el estadio del United era el que levantaba la orejona a final de temporada. Hace años esta estadística se rompió, pero puede que esta temporada vuelva a hacerse realidad.

Anuncios

La goleada pudo ser escandalosa


Barcelona_-_Real_Madrid

¡La de vueltas que puede dar una eliminatoria de Copa del Rey en un mes! Después del partido de ida en el Bernabéu se consideró que el Barça había sido mejor y que dejó escapar vivo al Real Madrid. En el partido de vuelta las tornas cambiaron y el Madrid le pegó un soberano repaso al equipo culé. Parecía que en Milán habían tocado fondo, pero no, el Barça sigue en un más que preocupante bache y si el partido de Copa no terminó en goleada fue porque los blancos levantaron el pie.

El equipo de Roura/Vilanova está fundido. Creo que es fundamental comenzar por este punto el análisis porque es la clave. Esta Barça no se parece en nada al de hace unos meses, se nota en todos los aspectos, no hay desborde de ningún jugador, pero lo peor de todo es que no hay presión sobre el rival. Sin ella este equipo es mucho más vulnerable, como ha quedado demostrado.

Durante los años de Guardiola el Barça siempre sufría un bache en enero. Es probable que esta temporada la carga física de los entrenamientos se haya programado para estas fechas y que por eso el equipo esté así. Desconozco cual es la preparación física del Barça a estas alturas, pero que no están frescos lo ve todo el mundo. Para colmo juegan siempre los mismos: Vale que son los mejores, pero muchos de ellos no son ni la sombra de los jugadores que son. El único que ayer no estuvo mal fue Iniesta, aunque tampoco brilló como en él es habitual.

El Madrid fue mucho más equipo que el Barça en el Camp Nou, de eso no hay duda. Los locales apenas inquietaron a un Diego López que no ha tenido una noche más placida en Barcelona. Al comienzo de la segunda parte, los de Roura eran un equipo plano, sin ideas y que no generaba peligro. En ese momento pedían un cambio a gritos, cambiar algo que alterase el encuentro. Meter a Villa o a Tello por un Pedro fundido hubiera sido buena idea, pero el cambio llegó ya con el 0-2 y teniendo que meter tres goles para superar la eliminatoria.

Mourinho, a diferencia de otras ocasiones, plantó la línea defensiva muy lejos del área. Con las líneas adelantadas creó una jaula de la que el Barça no supo escapar. Cuando los culés atacaban si que se retrasaban, pero sin llegar a defender dentro del área como hizo el Milan en la Champions.

El físico es clave en este juego, de eso no hay duda. El Madrid ha perdido muchos puntos en Liga por no estar a tope y es el gran handicap que tienen hasta final de temporada. La diferencia que tienen respecto al Barça es irrecuperable, pero estando bien fisicamente pueden aspirar a la Champions. La pegada del Madrid con un Cristiano pletórico sólo la tiene un equipo, pero no pasa por su mejor momento ahora mismo…

El partido de Manchester es el gran objetivo de los blancos. No se parecerá nada al de Copa, porque los ingleses son un equipo que juegan más como el Madrid que como el Barça. Ahora mismo tienen la eliminatoria a favor y regalarán la posesión a los de Mourinho, que se muestran mucho más cómodos jugando a la contra que dominando los encuentros. Ferguson sabe que en Old Trafford tendrán ocasiones, por lo que intentará que el Madrid descuide su retaguardia para que Van Persie pueda hacer de las suyas.

Varane se consagra en el clásico


Antes del partido de ida de semifinales creía que el Barça era favorito por la cantidad de bajas con las que afrontaba el Madrid el partido. Principalmente dos, las de Pepe y Ramos, el eje de la defensa blanca. Pensaba que sus sustitutos no iban a estar a la altura de un partido de estas circunstancias. En parte acerté, puesto que el partido de Carvalho no fue nada bueno, pero también fallé, porque el de Varane fue espectacular, demostrando ante todo el mundo el gran central que es y la rentabilidad de un fichaje para muchos años. Zidane dio en el clavo el día que recomendó su fichaje.

Además de marcar el gol que empató el encuentro, el defensa francés resultó decisivo también en defensa, haciendo las coberturas o evitando goles cantados. Después de semejante exhibición Mourinho tendrá un problema cuando recupere todos sus efectivos. O bien Varane volverá al banquillo o Ramos deberá ocupar el lateral derecho en detrimento de Arbeloa, pero lo que está claro es que el francés merece muchos más minutos de los que ha tenido hasta la fecha.

Varane está todavía formándose y creciendo como central. Seguro que prestó atención al partido de Piqué. No es fácil jugar un partido de este calibre con una amarilla desde el minuto uno de juego. El central del Barça completó un grandísimo encuentro, siendo el mejor defensa del equipo y midiendo a la perfección en cada una de sus acciones, ya que de haber cometido alguna falta podía haberse ido a vestuarios antes de tiempo.

Es una pena que tengamos que esperar casi un mes para disfrutar del partido de vuelta, el del Bernabéu fue de los clásicos más divertidos de los últimos años. Creo que vimos una mejor versión del Madrid de los últimos meses y un Barça un tanto espeso en ataque. Los de Roura apenas generaron ocasiones claras, pero también hay que reconocer que el equipo que estaba enfrente era el Madrid, y no es lo mismo jugar en el Bernabéu que en  Zorrilla.

Pienso que el Barcelona es favorito para pasar a la final, aunque también estoy seguro de que en el Camp Nou habrá goles y un empate a más de dos tantos favorece a los de Mourinho. Jugando en casa será complicado que el Barça no marque, pero la vuelta es dentro de un mes y en ese tiempo puede pasar cualquier cosa. Una lesión puede cambiar el signo de la eliminatoria. Esperemos que puedan jugar todos y brinden un espectáculo como el del Bernabéu.

La banda de Mancini


Roberto Mancini fue un fino delantero italiano que destacó en las décadas de los 80 y 90. Militó en el Bolonia, la Sampdoria y en el Lazio. Con el conjunto genovés llegó a alcanzar la final de la Copa de Europa en el 92, aunque perdieron ante el Barcelona. Tuvo un papel destacado en la selección, pero solo disputó el Mundial que se celebró en su país en 1990. Como jugador se caracterizó por ser un delantero de calidad pero no excesivamente goleador.

Lo que me llama la atención es cómo un jugador con la calidad que tenía Mancini sea un técnico ultradefensivo, porque su planteamiento en el Bernabéu con el equipo que más dinero se ha gastado en los últimos años es de cárcel. Qué queréis que os diga, pero no me imagino a Iniesta dentro de quince años en los banquillos y colocando a ocho tíos en la frontal del área.

Es lógico que un equipo pequeño como era el City antes de la llegada del jeque se encerrase descaradamente al visitar uno de los mayores templos del fútbol europeo como es el Bernabéu, pero el equipo de Manchester se ha hecho grande a base de talonario y resulta vergonzoso ver a esos jugadores desempeñar el fútbol propuesto por su entrenador. Se podrán conseguir resultados, pero nunca grandeza.

Pero no sólo es Mancini quien recurre a esta táctica, ya que se ha puesto de moda en los conjuntos ingleses, que en cuanto salen de las islas y se miden a un rival de su categoría se aferran al catenaccio como si fuese el único modo de supervivencia. Le sirvió al Chelsea el año pasado y a Mourinho con el Inter (éste lo utiliza allá donde vaya), pero otros muchos han caído derrotados, y si no que se lo pregunten a Ferguson.

Muchos opinareis que casi le sale bien y a punto estuvo de llevarse los tres puntos, de acuerdo, pero a mi me gusta mucho más el fútbol de ataque y hubiera preferido ver al City atacando a Casillas que a Silva jugando casi de lateral. Aunque el colega portugués de Mancini no le fue a la zaga y dejó en el banquillo a Modric, Ozil y Benzema.

Lo digo hoy, 19 de septiembre, si el Madrid llega a la final de la Champions (a semifinales llega seguro y es probable que alcance la final) el trivotazo está garantizado, es lo que le pide el cuerpo a Mourinho y en una final no se traicionaría.

20120919-123910.jpg

La Supercopa de los chinos


La Federación española de fútbol recibió una jugosa oferta para que la Supercopa se disputase en Pekín, en el Nido de pájaro, como llevan años haciendo los italianos, que llevan hasta allí a sus campeones de Liga y Copa para recaudar la mayor cantidad de euros posibles. Pero en España los dos grandes dijeron que no. ¿Interesa en China algún otro equipo que no sea Madrid y Barça? Lo dudo mucho, pero es lógico que ninguno de los dos grandes quisiera irse hasta allí a jugar y que la Federación fuera la que se lleve el botín.

Lo que no es normal es que se plantease jugar en Pekín y el partido de esta noche se dispute a las 22:30 justo cuando peor le viene a los chinos. Si la cosa va de vender el producto seguro que se pueden encontrar mejores fórmulas, pero dudo que los dirigentes del fútbol español sean capaces de encontrarlas y menos aún de explotarlas.

Desde aquí animo a que la LFP mande a un becario todo el año a la Premier, se empape de cómo organizan la liga inglesa y copie absolutamente todo. Cuando vuelva que ponga en practica todo lo que ha visto y aprendido, por el bien del fútbol español que se están cargando los actuales dirigentes. Sé que es una quimera y que es imposible, pero muchos creemos que la autodenomiada “mejor liga del mundo” tiene muchas cosas que mejorar, muchísimas.

El primer clásico de Tito
Las encuestas dan como favorito al Barça después de la paliza a la Real del pasado domingo. No creo que el conjunto de Montanier fuese una buena vara para medir el potencial culé, puesto que en defensa fueron hermanitas de la caridad, aunque a favor del Barça cabe destacar que parece que se encuentran en un buen estado de forma, gracias a que han realizado toda la pretemporada en Barcelona. Está claro que las giras son beneficiosas desde el punto de vista económico, pero deportivamente son perjudiciales para la preparación de la plantilla, aunque ya sabemos que el dinero prima sobre todo lo demás, aunque no siempre.

Con descanso o sin él a Messi no se le ha olvidado marcar goles. Hizo dos a la Real y hoy amenaza a Casillas, una de sus víctimas favoritas. En frente no estará Pepe, que es baja debido al estremecedor choque con Iker el domingo en el partido ante el Valencia. El portugués tuvo que pasar la noche en observación. Hoy no jugará y el Madrid lo notará, ya que Pepe es uno de los mejores centrales del mundo y el sistema defensivo del conjunto blanco puede resentirse.

Mourinho planteará un partido como el último ganado en el Camp Nou. Ahí encontró la formula para ganar al Barça y probablemente repetirá, aunque en este caso parece que el Madrid no se encuentra a tope físicamente y para hacerle frente a los culés este aspecto se antoja fundamental.

La única cara nueva será Jordi Alba, ya que Song parece poco probable que juegue. Tito Vilanova se estrena en un clásico, esperemos que la Supercopa no acabe en trifulca como la pasada edición, mejor que sólo se hable de fútbol.