El fin de la maldición


Los realistas celebran el gol de Griezmann que les ponía por delante en el marcador

Los realistas celebran el gol de Griezmann que les ponía por delante en el marcador

Si el lunes pasado hablábamos de que la Real había roto el gafe al ganar ante uno de los equipos de la parte baja de la clasificación, este domingo acabó con una maldición que le perseguía desde que militaba en Segunda división. Desde aquella mítica victoria en Cádiz en la que dejó visto para sentencia el ascenso, la Real no había ganado a domicilio en Liga en una segunda vuelta, ni en el año de Lasarte ni en el primero de Montanier. Ese maleficio terminó en Zaragoza (1-2), en un estadio que no se le da bien a la Real, pero allí levantó el gran Arconada la última Copa ganada por un equipo vasco.

La Romareda no parecía el campo indicado para terminar con esta maldición, y menos aún después de una semana muy complicada para la Real por culpa de las acusaciones de dopaje. El Zaragoza sólo había ganado tres partidos en casa en toda la temporada y era algo que daba algo de respeto, por eso de que los de Montanier eran especialistas en revivir muertos, pero no, este equipo ha cambiado, ha madurado.

El encuentro empezó con los locales apretando mucho y sin que la Real saliese de su campo. Ese dominio no se tradujo en ocasiones de gol, pero los txuriurdines -ayer naranjas- apenas cruzaban el centro del campo con el balón controlado. Pero llegó el minuto 11 y Iñigo Martínez pegó un pelotazo arriba para evitar la presión del Zaragoza, Agirretxe la luchó y el balón le cayó a Vela que se la puso a Griezmann para que el francés batiera a Roberto sin problemas. Fue la primera jugada de ataque que firmó la Real, el partido no podía empezar mejor.

Pocos minutos después el colegiado Gil Manzano mandó a la ducha al debutante Héctor, que en 21 minutos tuvo tiempo de llevarse dos amarillas con total merecimiento. Era el séptimo partido consecutivo que la Real jugaba en superioridad, lo nunca visto. Al ir por detrás en el marcador los locales no pudieron encerrarse atrás como hizo el Celta hace dos semanas, por lo que el partido siguió con el guión establecido hasta ese momento.

Los de Montanier dominaban el partido a su antojo, con un Illarramendi al frente de las operaciones. El de Mutriku crece partido a partido y nadie sabe cual puede ser su techo, pero se encuentra en el mejor momento de su carrera. El rubio centrocampista es el eje de la Real, tanto en ataque como en defensa. En la Romareda recordó a Iniesta, hizo de todo y todo bien. En una jugada robaba un balón en la frontal y en la siguiente dejaba solo a un compañero ante el portero con un pase genial. El gran momento que vive la Real está muy relacionado con el momento de forma del 8 txuriurdin.

Gráfico que muestra el área de influencia de Illarramendi.

Gráfico que muestra el área de influencia de Illarramendi.

También es justo destacar a Carlos Vela, porque si Illarra es el eje de la Real el mexicano es quien marca las diferencias. Provoca faltas constantemente -lástima que se saque tan poco partido de las mismas-, da asistencias y marca goles, pero lo mejor de Vela es el peligro que genera constantemente. Cada vez que engancha la pelota el público sabe que puede pasar algo, es un jugador distinto, de los que son capaces de decidir encuentros en una sola acción.

El mexicano ayer no marcó, pero quien sí lo hizo fue Imanol Agirretxe, que en el anterior partido había asistido a Diego Ifrán. El de Usurbil marcó un golazo en un gran disparo desde dentro del área, en una acción a la que no nos tiene acostumbrados. La Real llegó al descanso con 0-2 y el partido completamente dominado.

Rematar al rival

La primera parte fue totalmente positiva, pero en la segunda las cosas fueron diferentes. Antes de nada decir que el resultado no peligró en ningún momento, puesto que el gol local llegó en el último minuto del descuento, pero de haber llegado antes se hubiera sufrido.

Illarra vs Movilla, dos generaciones frente a frente.

Illarra vs Movilla, dos generaciones frente a frente.

Los de Montanier dominaron la segunda parte, controlaron el balón y apenas concedieron ocasiones a un Zaragoza que sólo inquietó a Bravo con disparos lejanos. Con el partido tan a favor y siendo tan superiores al rival, la Real debió buscar el tercero para cerrar el partido completamente, porque un gol de los locales les hubiera metido en el partido en cualquier momento. Dio la sensación de que los realistas no quisieron pisar el acelerador  para no hacer sangre de un equipo herido y en inferioridad, pero esto es fútbol y es mejor sentenciar a un rival que dejarlo morir en la hierba, ya que en una acción aislada puede revivir.

La Real gozó de ocasiones claras en la segunda mitad. Roberto se convirtió en el mejor jugador aragonés y evitó una goleada con varias paradas de mucho mérito. Apoño recortó distancias desde el punto fatídico después de que Markel se resbalase en el área y se llevara por delante a Postiga. Ahí murió el partido y Montanier y sus chavales se llevaron a San Sebastián los tres puntos que les sirven para seguir escalando en la clasificación y mirar a Europa descaradamente.

El equipo tiene muchísimo talento y si sigue creciendo como en las últimas semanas no se puede renunciar a nada. Sólo ha perdido uno de los últimos 13 partidos ligueros y demuestra ser un equipo muy difícil de batir. Los dos próximos partidos: Levante en Anoeta y el Derbi en San Mamés serán dos buenas piedras de toque para saber hasta donde puede llegar este equipo. ¡Qué siga la racha!

Anuncios

Grupo B: Un grupo para disfrutar


A este grupo se le ha denominado “el grupo de la muerte” porque cualquier error te puede dejar fuera y es el que más nivel tiene de los cuatro. Alemania, Portugal y Holanda son equipos con jugadores de muchísima calidad y como ya comenté en un post anterior, la holandesa y la germana son dos de las selecciones favoritas junto a Francia y España. Dinamarca es el invitado a la fiesta pero con mucho que decir, porque a pesar de no tener tanto nivel como sus rivales siempre son un conjunto peligroso, aunque sus posibilidades de alcanzar los cuartos son escasas.

A diferencia de lo que sucede en otros grupos, todos los partidos de éste son muy atractivos para el espectador. Cualquiera de los seis choques será un partidazo a vida o muerte, en los que podremos disfrutar de los Robben, Cristiano o todas las estrellas alemanas, sin olvidarnos del danés Eriksen que puede ser una de las revelaciones del campeonato.

Alemania: Mucho más potentes que los finalistas de 2008

Lehman, Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm, Frings, Ballack, Hitzlsperger, Schwensteiger, Klose y Podolski. Ese fue el equipo que jugó y perdió la final ante España hace cuatro años y no se parece en nada al actual. Entre medias, Alemania ha ganado un campeonato de Europa Sub 21 con una selección llena de talento y posteriormente maravilló en el Mundial, hasta que sus verdugos en Viena les cortaron las alas en su camino a la final con aquel cabezazo de Puyol en Durban. Alemania es, con diferencia, la selección que más ha cambiado en estos cuatro años.

La selección alemana en un entrenamientoLos germanos se han “españolizado” y ahora juegan un fútbol mucho más vistoso, de toque, pero sin renunciar a su tradicional pegada. De todos los convocados por Low sólo seis disputaron la última Eurocopa, el resto se han incorporado a la Mannschaft a lo largo de estos cuatro años (En este enlace tenéis los convocados, atención a la fecha de nacimiento, son jovencísimos). Esos jugadores son los Ozil, Muller, Gotze, Kroos o Neuer, la nueva generación teutona que asusta a Europa.

Alemania es clara favorita al título y tienen ganas de vengarse de España, pero el camino no será sencillo y lo primero que deberán hacer es superar el “grupo de la muerte”, aunque no deberían de tener problemas para acceder a los cuartos al ser superiores a Portugal y Dinamarca. El partido ante Holanda el miércoles 13 es una final anticipada y uno de los partidos más atractivos de esta fase.

El otro día Berti Vogts señaló que “Khedira, Schwensteiger y Ozil formaban el mejor centro del campo de la Eurocopa”. Es un trío de muchísimo nivel, pero viendo el rendimiento del tunecino en el Madrid no se puede considerar nunca mejor al que forman los españoles. Cada vez que Khedira salta al campo demuestra que está a años luz de Xabi Alonso, titular en la selección española junto a Xavi, Busquets, Iniesta y Silva. Son dos estilos bien diferentes, pero en esta comparación salen perdiendo los germanos por goleada.

Los últimos amistosos dejaron dudas en la expedición germana, pero no hay que olvidar que Alemania en cuanto comienza el torneo se activa y son temibles. Nadie compite como ellos.

Holanda: Nadie tiene más potencial en ataque

Los tulipanes cuentan con el mayor arsenal de ataque de toda Europa y dos de los goleadores que más tantos han anotado este curso. Pero a su vez, ese es uno de los problemas de Holanda, que es complicado que Van Persie y Huntelaar jueguen juntos. Van Marwijk los ha alineado juntos en alguna ocasión, pero el experimento no ha funcionado y no le gusta colocar al delantero del Arsenal en una banda porque pierde mucha pegada. Por eso, lo más probable es que Van Persie sea el titular y Huntelaar espere su turno en el banco.

Por detrás estarán los clásicos Sneijder, Kuyt y Robben, que tiene ganas de ganar un título después de perder tantas finales. Le será complicado al hábil extremo quitarse el cartel de gafe, pero para ello deberá levantar el título en la final. Cabe destacar el joven Luuk De Jong (no confundir con Nigel, mediocentro) que ha realizado una excelente campaña en el Twente pero que tiene por delante a Van Persie y Huntelaar, por lo que sus minutos serán prácticamente testimoniales.

Holanda tiene un equipazo. Es el mismo bloque que llegó a la final del Mundial más algún joven que ha destacado en la Eredivisie, como el caso de Strootman y Willems, que tienen muchas posibilidades de ser titulares. De Jong agrede a Xabi Alonso en la final del MundialEl primero es mediocentro y puede mandar al banco a Nigel De Jong, célebre por la patada a Xabi Alonso en la final del Mundial y por partirle la pierna a Ben Arfa en la Premier, ambas entradas bajo la mirada de Howard Webb, que no lo expulsó en ninguna de las dos acciones. Strootman es más futbolista que el del City y Holanda lo nota a la hora de jugar el balón, pero también provoca que sea más inconsistente en defensa, donde De Jong se siente como un gorrino en una piara. El que nunca falta en el once de Van Marwijk es Van Bommel, su extensión sobre el terreno de juego y uno de los más sucios de la Eurocopa. Será uno de los jugadores que más faltas cometan, habrá que ver cuanto le permiten los árbitros.

Portugal: Cristiano y diez más

No hay una selección en toda la Eurocopa que dependa tanto de un solo jugador, tal vez Suecia con Ibrahimovic, pero el potencial de un equipo y otro es totalmente opuesto. Cristiano es Portugal y el devenir de los lusos dependerá de lo que haga su gran estrella. Si está en “Modo Real Madrid” pueden optar al título porque CR es imparable cuando está enchufado. El problema es que veamos la versión a la que nos tiene acostumbrados cuando viste la camiseta de su país. Pasó sin pena ni gloria por la última Euro, fracasó en Sudáfrica y su fase de clasificación no ha estado al nivel de una estrella como él, pero en estas tres semanas puede pasar cualquier cosa.

La selección lusa se clasificó para el torneo en la repesca después de superar a Bosnia pero sin disipar las dudas. Paulo Bento sustituyó a Queiroz y el equipo mejoró, pero no lo suficiente. Portugal cuenta con excelentes jugadores que militan en los mejores equipos del continente, pero no consiguen brillar como conjunto. El peligro de este equipo llegará por las bandas, aunque su gran problema es la falta de un rematador de garantías. En principio Postiga será la referencia arriba, pero este año en la Liga ha demostrado que es capaz de hacer un gol impresionante de chilena y después fallar una ocasión clarísima, es decir, que no es un goleador fiable.

A pesar de contar con excelentes jugadores, dudo que Portugal pase a la siguiente fase. Dependerá de Cristiano y del enfrentamiento contra Holanda, que cerrará el grupo. Creo que Alemania es superior a ambas y será la primera de grupo, el equipo que le acompañe a cuartos probablemente se decida el domingo 17 en Lvov.

Dinamarca: El sorteo les condenó antes de empezar

Hay más posibilidades de que te toque el gordo del sorteo de Navidad que de que los daneses pasen a la siguiente ronda. Si hubieran caído en el Grupo A podía haber pasado cualquier cosa, pero en éste su suerte está echada.

Dinamarca es una selección atractiva. En sus partidos siempre hay muchas ocasiones de gol, a favor y en contra, y su juego se caracteriza por las rápidas transiciones defensa ataque aprovechando las bandas. Bendtner estará arriba para rematar los balones que le caigan, pero ya conocemos al delantero del Arsenal que ha estado cedido en el Sunderland, es capaz de cualquier cosa, pero no se caracteriza por ser un goleador.

Jugadores a seguir

Mario Gómez: Muchos son los jugadores alemanes merecedores de ser destacados, pero el ‘killer’ del Bayern ha realizado una temporada impresionante a pesar de perder la final de la Champions ante el Chelsea. Debuta como titular en una gran cita, pero su actuación dependerá de lo que sean capaces de hacer sus compañeros por detrás. Si Alemania está bien y llega arriba Gómez se puede hinchar a marcar goles. Es uno de los grandes candidatos para llevarse el premio de máximo goleador.

Van Persie: Sus 30 goles de todas las formas y colores en la Premier le avalan. La temporada de Robie Van Persie ha sido sensacional y el Arsenal jugará la próxima edición de la Champions gracias a su gran estrella, aunque todavía está por ver si él seguirá siendo un gunner la próxima campaña. Como ya he comentado antes el problema de Holanda es disponer de dos goleadores y que el entrenador no sea capaz de modificar el esquema para dar cabida a ambos, pero es una pena que Huntelaar no vaya a ser titular en Holanda.

Cristiano celebra un gol con su selecciónCristiano Ronaldo: No podía ser de otra forma, es el mejor jugador de Portugal y uno de los mejores del mundo. Máximo goleador europeo de la temporada con 46 goles en Liga y 10 en Champions, es uno de los favoritos al Balón de Oro y su actuación en la Eurocopa servirá para disipar las dudas. Peca de no aparecer en los partidos decisivos, aunque este año lo ha hecho en el Camp Nou y en las semifinales de la Champions, pero su intermitencia es su gran lastre. Puede marcar un golazo y desaparecer el resto del encuentro.

Capaz de marcar desde cualquier lado posee unas cualidades físicas insuperables y una potencia descomunal que le ayuda a elevarse más que nadie en el juego aéreo. Si dispone de espacios para jugar a la contra es prácticamente imparable, pero cuando se enfrenta a una defensa cerrada atrás le cuesta destacar aunque en esas situaciones suele recurrir a su brutal golpeo de balón, que le ha sacado las castañas del fuego en más de una ocasión.

Eriksen: La última estrella del Ajax no tardará en dar el salto a un grande de Europa. La temporada pasada, con 19 años, realizó una segunda parte de campeonato impresionante, llevando al equipo de Amsterdam a conquistar la Eredivisie. Esta campaña no ha estado tan brillante, pero tiene un gran futuro por delante.

Juega por detrás del punta, bien por el centro o bien por la banda, tiene gol, pero este año se ha especializado en las asistencias. Eriksen ha dado 20 pases que acabaron en gol en la liga holandesa y ha marcado 8 goles. Fue el jugador más joven que participó en el último Mundial y desde entonces su progresión no ha parado.