Dos goleadas muy parecidas


20130425-120455.jpg

La gran diferencia entre las derrotas del Madrid y Barça ante sus rivales alemanes es que la de los catalanes se veía venir. Nadie podía prever semejante repaso, pero el equipo de Vilanova ya había dado muestras en los último partidos europeos de no pasar por su mejor momento. El Bayern demostró que están muy lejos de lo que llegó a ser el Barça.

La situación del Madrid antes del partido de Dortmund era muy diferente. Un equipo que llegaba en el mejor momento de la temporada (tras eliminar en Copa a un pobre Barça) y pleno de moral, pero el Borussia demostró que ese gran momento era un espejismo.

Pero vayamos por partes. El martes el Bayern pasó por encima de un Barcelona triste. La situación física de varios jugadores no es la óptima, pero no nos engañemos, el Bayern hubiera ganado también aunque el Barça hubiera estado a tope. Uno de los problemas de los culés es que los goles y los récords de Messi han ido tapando las carencias del equipo, que cada día son mayores. El Barça quería jugar en el Allianz, pero el Bayern no le dejaba. Los azulgrana recurrieron a la posesión para evitar que los locales le hicieran daño, pero la presión germana les pudo y las ocasiones se sucedieron durante todo el partido. Es cierto que el árbitro estuvo fatal, pero creo que todos tuvimos la sensación de que si el Bayern hubiera necesitado meter más goles los habría marcado a poco que hubieran forzado la máquina.

Ya habrá tiempo para analizar los motivos de la debacle blaugrana, pero Guardiola advirtió que en esta plantilla había que hacer una limpia que él no quiso hacer. No sé si Zubizarreta y Vilanova son los indicados para hacerla, teniendo en cuenta su afinidad con los jugadores. Lo que está claro es que con dos fichajes no se arregla el desaguisado del Barça. Este verano tendrán que acertar con los fichajes, pero no será nada fácil.

A buen seguro que más de un culé pensó anoche ¿y por qué no fichamos a Lewandowski? ¿O a Reus? La verdad es que serían grandes refuerzos, especialmente el segundo, porque además parece que el polaco se va al Bayern. Los bávaros serán el enemigo a batir el próximo curso, pero no hay que menospreciar a un Dortmund que lleva dos años reinventándose. Perdieron a Barrios, Sahin, Kagawa y ahí están, rozando la final de la Champions. Habrá que ver qué hace Michael Zorc (director deportivo) con los 37 millones que recibirá por Götze, seguro que ya tiene alguna perla en cartera.

El planteamiento de Klopp en la ida de las semifinales fue brillante. Demostró conocer a la perfección a su rival, presionando perfectamente la salida de balón, lo que originó la desconexión de Cristiano del resto del equipo. Encima de Xabi siempre estaba un alemán, y a Pepe le dejaron jugar a su aire, por lo que rifaba el balón constamente. Para colmo Gundogan se movió como Pedro por su casa sin ninguna presión rival, lo que hizo que el Dortmund jugase con toda la comodidad del mundo.

Lewandowski, con sus cuatro goles, ya ha engrosado la leyenda negra del Real Madrid. Será el gran peligro de cara a la vuelta, pero sin perder de vista las diagonales de Reus y Götze,que anoche martirizaron a la zaga blanca.

Lo peor de los dos equipos españoles en la ida de las semifinales de Champions ha sido la sensación de indolencia. El partido del Barça parecía uno de alevines contra juveniles, no hubieran marcado ni jugando dos días más. Algo parecido le pasó al Madrid, que se fió completamente de un Cristiano que no estuvo fino, pero el resto de sus jugadores ofensivos tampoco dieron sensación de poder generar peligro en ningún momento.

La remontada del Barça es imposible. Una cosa es meter 4 goles al Milán y otra 5 al rodillo alemán. El orgullo del Madrid dice que se puede remontar, hay una ligera posibilidad y me parece muy bien que se aferren a ella, pero no hay que olvidar que los alemanes también juegan, y muy bien por cierto…

La décima pasa por Dortmund


¿Cómo recibirá la hinchada a "Judas" Götze?

¿Cómo recibirá la hinchada a “Judas” Götze?

Mucho han cambiado las cosas desde que Borussia y Real Madrid se midieron en la fase de grupos de la Champions. Los alemanes dominaron la serie y terminaron primeros sin que los blancos consiguiesen ganar ninguno de los dos partidos.

Pese a ello, hoy los blancos son favoritos para pasar a la final de Wembley. El Madrid está mucho mejor que en los últimos meses de 2012, han recuperado las mejores sensaciones de la temporada pasada y cuentan con un Cristiano lanzado al balón de oro.

Todo juega a favor del Madrid. La vuelta será en el Bernabéu y el anuncio del fichaje de Gotze por el Bayern de Munich no ayudará al Borussia Dortmund. Pero queda la duda de cómo planificará Mourinho la eliminatoria. Pecar de defensivo en alguno de estos partidos puede dejarte sin final, como le ocurrió los dos últimos años ante Barcelona y Bayern.

El Madrid jugará a la contra, como mejor sabe y más le gusta a Mourinho. El Dortmund deberá llevar el peso del partido y atacar, puesto que de no sacar un resultado positivo del Signal Ilduna Park será practicamente imposible que lleguen a la final.

Klopp volverá a colocar un hombre encima de Xabi Alonso -probablemente Lewandowski- para tratar que entre en juego lo menos posible y así dificultar la salida de balón del Real Madrid. Además, Ramos jugará en el lateral, por lo que les costará mucho más salir con el balón jugado por el centro, de ahí que Mourinho se esté planteando poner a Modric y formar un trivote con el croata, Khedira y el tolosarra.

El Madrid tratará de dinamitar la zona de creación germana impidiendo que tengan espacios en los que combinar. El Dortmund puede hacer un juego vertiginoso o de toque, pero siempre se incorporan al ataque muchos jugadores. Está por ver el rendimiento de “Judas” Götze, como le ha bautizado su afición, pero quien de verdad debe preocupar al Real Madrid es Lewandowski, pichichi de la Bundesliga y el jugador en mejor forma de los amarillos. Será un nuevo examen para Varane, que los ha superado todos con nota salvo el de Drogba.

Pasa a la final: Real Madrid

Mourinho ante el espejo


El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El planteamiento del United en Old Trafford lo firmaría el mismismo Mourinho

El Real Madrid juega esta noche un partido especial, el típico encuentro que los futbolistas siempre sueñan con disputar. Visitan Old Trafford, uno de los estadios con más solera y renombre del viejo continente.

El gran problema para los blancos es que comenzarán el duelo con la eliminatoria a favor del Manchester United, pero con 90 minutos por delante para darle la vuelta. El Madrid debe ganar o empatar marcando como mínimo dos goles, lo que no es imposible, pero si harto difícil al tratarse de Old Trafford.

José Mourinho no es tonto y empezó a jugar el partido de vuelta en cuanto pisó la sala de prensa del Bernabéu después del 1-1 de la ida. Allí señaló que la mentalidad inglesa no le permitiría al United salir a defender en su propia casa. Se equivoca y mucho. ¿Acaso no tenía el Chelsea mentalidad inglesa la temporada pasada? ¿o el propio United en el Camp Nou ante el Barça en aquellas semifinales de hace unos años? Aquí cada uno defiende sus intereses de la mejor forma que sabe hacerlo, nada más.

Ferguson va a plantearle un partido a la defensiva a Mourinho, de eso no hay duda. Tiene la eliminatoria de cara y no va a arriesgar lo más mínimo a menos que sea estrictamente necesario. Sabe que si adelanta la defensa y le da espacios al Madrid los blancos estarán en el sorteo de cuartos de final. Es una partida de ajedrez y cada técnico mueve sus piezas. Estrategia pura y dura.

El United estará agazapado cerca de De Gea para no darle metros a Cristiano y saldrá a la contra para intentar que Van Persie cace alguna arriba. El holandés demostró en el Bernabéu de lo que es capaz y es la gran amenaza de los ingleses. Lo que más le preocupa a Mou es que sea el Madrid quien tenga que tomar la iniciativa del encuentro. Ferguson les va a regalar el balón y serán ellos quienes deban proponer algo, el United jugará a lo que le gusta jugar al Madrid, penalizando cualquier perdida de balón y convirtiéndolas en contras peligrosas por el potencial ofensivo de los ‘red devils’.

De ahí el título de este post. ¿Sabrá el portugués cómo abrir el muro inglés? La teoría dice que la mejor forma de hacerlo es moviendo el balón con rapidez y entrando desde la banda, pero tal vez Mourinho tenga algún plan especial para Old Trafford. En días como hoy es cuando debe demostrar que el apodo de ‘the special one’ es merecido.

A pesar del resultado de la ida creo que el Madrid tiene muchas posibilidades de pasar. Las dos victorias sobre el Barcelona les ha dado una moral tremenda. Seguro que cualquier madridista preferiría jugar esta noche en el Camp Nou antes que en ‘el teatro de los sueños’.

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

¿Último partido de Xabi en Old Trafford?

Xabi Alonso no ha ganado nunca en Old Trafford. Sus cuatro visitas con el Liverpool fueron derrotas. No sabemos si este será su último partido en ese estadio, tal vez, por eso me gustaría que ganase el Madrid, para que Xabi pueda presumir de haber ganado en Old Trafford al menos una vez en su carrera. Si lo consigue, seguro que toda la afición ‘Red’ lo celebra como si fuera una victoria propia. Xabi sigue siendo muy querido a orillas del Mersey.

Durante muchos años el equipo que era capaz de ganar en el estadio del United era el que levantaba la orejona a final de temporada. Hace años esta estadística se rompió, pero puede que esta temporada vuelva a hacerse realidad.

La goleada pudo ser escandalosa


Barcelona_-_Real_Madrid

¡La de vueltas que puede dar una eliminatoria de Copa del Rey en un mes! Después del partido de ida en el Bernabéu se consideró que el Barça había sido mejor y que dejó escapar vivo al Real Madrid. En el partido de vuelta las tornas cambiaron y el Madrid le pegó un soberano repaso al equipo culé. Parecía que en Milán habían tocado fondo, pero no, el Barça sigue en un más que preocupante bache y si el partido de Copa no terminó en goleada fue porque los blancos levantaron el pie.

El equipo de Roura/Vilanova está fundido. Creo que es fundamental comenzar por este punto el análisis porque es la clave. Esta Barça no se parece en nada al de hace unos meses, se nota en todos los aspectos, no hay desborde de ningún jugador, pero lo peor de todo es que no hay presión sobre el rival. Sin ella este equipo es mucho más vulnerable, como ha quedado demostrado.

Durante los años de Guardiola el Barça siempre sufría un bache en enero. Es probable que esta temporada la carga física de los entrenamientos se haya programado para estas fechas y que por eso el equipo esté así. Desconozco cual es la preparación física del Barça a estas alturas, pero que no están frescos lo ve todo el mundo. Para colmo juegan siempre los mismos: Vale que son los mejores, pero muchos de ellos no son ni la sombra de los jugadores que son. El único que ayer no estuvo mal fue Iniesta, aunque tampoco brilló como en él es habitual.

El Madrid fue mucho más equipo que el Barça en el Camp Nou, de eso no hay duda. Los locales apenas inquietaron a un Diego López que no ha tenido una noche más placida en Barcelona. Al comienzo de la segunda parte, los de Roura eran un equipo plano, sin ideas y que no generaba peligro. En ese momento pedían un cambio a gritos, cambiar algo que alterase el encuentro. Meter a Villa o a Tello por un Pedro fundido hubiera sido buena idea, pero el cambio llegó ya con el 0-2 y teniendo que meter tres goles para superar la eliminatoria.

Mourinho, a diferencia de otras ocasiones, plantó la línea defensiva muy lejos del área. Con las líneas adelantadas creó una jaula de la que el Barça no supo escapar. Cuando los culés atacaban si que se retrasaban, pero sin llegar a defender dentro del área como hizo el Milan en la Champions.

El físico es clave en este juego, de eso no hay duda. El Madrid ha perdido muchos puntos en Liga por no estar a tope y es el gran handicap que tienen hasta final de temporada. La diferencia que tienen respecto al Barça es irrecuperable, pero estando bien fisicamente pueden aspirar a la Champions. La pegada del Madrid con un Cristiano pletórico sólo la tiene un equipo, pero no pasa por su mejor momento ahora mismo…

El partido de Manchester es el gran objetivo de los blancos. No se parecerá nada al de Copa, porque los ingleses son un equipo que juegan más como el Madrid que como el Barça. Ahora mismo tienen la eliminatoria a favor y regalarán la posesión a los de Mourinho, que se muestran mucho más cómodos jugando a la contra que dominando los encuentros. Ferguson sabe que en Old Trafford tendrán ocasiones, por lo que intentará que el Madrid descuide su retaguardia para que Van Persie pueda hacer de las suyas.