La primera final de la Champions


Quienes echan de menos la antigua Copa de Europa hoy están de enhorabuena. Dos auténticos partidazos en dos eliminatorias de las de antaño. La Champions de verdad empezó para algunos en octavos, pero lo realmente bueno empieza en los cuartos. Hay equipos netamente inferiores con escasas opciones de pasar, pero para ellos estar en cuartos ya es un éxito. Si pueden dar la sorpresa y plantarse en semifinales ya sería épico.

Pero hay otros cuyo único objetivo es levantar la Copa en Wembley y a estas alturas ya no importa el rival porque todos son muy duros y nadie regala nada. Cualquier amante del fútbol disfrutará de estos ocho partidos. Hay una eliminatoria por encima del resto, con mucha diferencia.

Bayern – Juventus

Es la primera eliminatoria de esta edición de la Champions en la que se enfrentan dos candidatos al título. Algunos pensarán que en el Madrid-Manchester ya lo hicieron, pero yo no veía a los ingleses optando al título, la verdad. Alemanes e italianos se verán las caras en el enfrentamiento más bonito de los cuartos de final y el que menos interés despierta en la prensa nacional, algo que es lógico por otra parte.

Es difícil dar un favorito para pasar a semifinales. El Bayern dejó dudas en la vuelta ante el Arsenal, pero es un equipazo y ese tropiezo es lógico después de tener un 1-3 de renta. Me llamó la atención cómo jugó el Bayern los últimos minutos de aquel partido de vuelta. No dejó que el Arsenal saliera de su campo, no dieron ni una sola opción a los gunners de acercarse a la portería de Neuer. Hacía tiempo que no veía unos minutos decisivos jugados tan bien, lo que demuestra la categoría y la madurez de este equipo. Además, el sábado demostraron estar en buena forma metiéndole 9 al Hamburgo. ¿Será capaz Guardiola de mejorar este equipo? Eso lo sabremos después del verano.

A lo que íbamos, el partido de esta tarde. Dominará el Bayern y la Juve esperará replegada atrás intentando cazar una contra. Buffon asegura que la defensa formada por Bonucci, Barzagli y Chiellini es la mejor que ha tenido nunca. Será un gran duelo ataque-defensa, porque la línea de atacantes es lo mejor del Bayern. No sé si la Juve se ha medido a algún equipo tan potente como el bávaro en los últimos años. Los dos tienen sus ligas prácticamente ganadas, pero es diferente la experiencia de los alemanes frente a la de los italianos, aunque la mayoría de jugadores de la ‘Vecchia signora’ tiene gran experiencia internacional y han jugado este tipo de encuentros. No hay que olvidar que la Juve hace unos años estuvo en la Serie B y este año ha vuelto a la Champions tras varias temporadas ausente.

Uno de los factores clave es la defensa del Bayern, la línea más débil del equipo. La Juve tendrá sus opciones si sabe aprovechar bien las pocas ocasiones de las que disponga.

La Juve no ha caído a doble partido contra un equipo alemán desde hace 37 años, desde entonces 6 de 6 (vía @misterchip). Otro dato interesante es que con Chiellini en el once los de Conte sólo han perdido un partido, aún así creo que pasarán los alemanes.

Pasa: Bayern de Munich

PSG-Barcelona

¿Habrá aprendido el Barça la lección de Milán? De los ocho cuartofinalistas el equipo de Vilanova es el único que tuvo que lograr una machada en la vuelta de los octavos. Dudo que vuelvan a tropezar en la misma piedra, la verdad, aunque el PSG tiene mucha más pegada que el Milan es un conjunto mucho más anárquico que el italiano y tampoco se ha medido a un rival superior hasta la fecha. Son los dominadores del campeonato francés, con una plantilla superior al resto, y en Champions han sufrido ante Oporto y Valencia, dos conjuntos muy inferiores al Barcelona.

El partido de esta noche depende en gran medida de los parisinos. Sabemos quienes jugarán en el Barça y cómo lo harán. La duda está en los franceses. Partiendo de la base de que no veo a los de arriba defendiendo como posesos, es un equipo que se puede partir a la mínima de cambio. Verrati y Matuidi, muy buenos los dos, serán los encargados de darle equilibrio al equipo y ayudar a la defensa. Sin la ayuda de los de arriba no creo que lleguen a todas las coberturas y el Barça puede sacar provecho de su superioridad con el balón. No hay que olvidar que ambos son algo inexpertos y no descartaría que Ancelotti sacase a Motta para ayudarles, por lo que dejaría en el banquillo a Lavezzi, Pastore o Moura, lo que mermaría el ataque. La teoría de la manta, si te tapas el cuello te destapas los pies, en esa estará Ancelotti a estas alturas.

No creo que al PSG le convenga plantear un partido demasiado defensivo. Si hace lo mismo que el Milan en San Siro Ibrahimovic apenas pisará el área de Valdés. No es un jugador que disfrute en las contras y la velocidad no es su mejor arma. Los tres que juegan por detrás sí que son peligrosos con espacios, pero ya sabemos que suben con facilidad, pero les cuesta un mundo volver. Ahí es donde el Barça debe sacar partido. Mucho más acostumbrado a partidos de este tipo y de darle ritmo a los mismos.

Veo el partido similar al Francia-España del martes pasado, con los franceses sabiéndose inferiores, pero sabedores de que gozarán de ocasiones. El Barça dominará, eso está claro, pero su dominio debe traducirse en ocasiones, justo lo que no pasó en Milán. Quiero ver cómo responden los franceses después de un rato persiguiendo la pelota, pero cuanto más lejos estén de la portería culé menos opciones tendrán de llegar a semifinales. El Barça ya ha demostrado de lo que es capaz en el Camp Nou, pero el PSG nunca ha caído eliminado en una eliminatoria ante un equipo español. ¿Será esta la primera vez?

Pasa: Barcelona

Anuncios

Las claves del Barça


20130312-123914.jpg

Partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre Barcelona y Milan. Los italianos llegan al Camp Nou con la ventaja que les da el 2-0 logrado en la ida, por lo que no es de extrañar que monten el autobús delante de la portería de Abbiati, al que el Barça no puso en apuros hace unas semanas. El de San Siro probablemente sea el peor partido de los últimos años del Barcelona, que está obligado a hacer una gesta si quiere estar en el bombo del próximo viernes.

Estas son las claves del partido:

Estado físico- Si el Barça no está bien fisicamente será muy dificil que pase. Es una condición fundamental, porque si los jugadores no están a tope será imposible que mantengan el ritmo que deben darle al partido. Los jugadores del Milan jugarán a la defensiva, metidos muy atrás y su desgaste será menor.

Se desconoce cual ha sido la preparación física del Barça en las últimas semanas, pero está claro que si no se recupera el tono físico de hace unos meses será muy complicado pasar de ronda.

Presión- La presión está directamente relacionada con el plano físico. Si están bien podrán presionar arriba y robar el balón con mayor facilidad, por lo que la defensa correrá menos peligro y se generarán más y mejores ocasiones de gol. La presión es una de las señas de identidad del Barça de hace unos meses y que en el último mes ha brillado por su ausencia. Es practicamente imposible que pasen si no realizan una buena presión.

Circulación de balón- Roura debería poner el video del partido de ida en el vestuario para que los jugadores se den cuenta de lo que no deben hacer. Nada de mover el balón sin intensidad y sin movimiento de jugadores. Si no se le imprime intensidad y no hay balones en profundidad es darle facilidades al rival. Es fundamental el factor sorpresa y que los jugadores tiren desmarques al hueco desde la segunda línea.

Posicionamiento- Este aspecto es fácil de explicar, pero difícil de llevar a cabo porque depende del equipo rival. Si el Milan no mete las dos líneas de cinco en la frontal será más sencillo, pero si se encierran será una versión del partido del Inter de hace unos años.

No por amontonar jugadores arriba se va a atacar más y mejor. El Barça debe mover el balón y que los jugadores se incorporen desde atrás sorprendiendo a los rivales, cobrando especial importancia los laterales. Alves y Alba acabarán como extremos, pero no deben estar en esa zona sino llegar desde atrás y sorprender. Fundamentales los cambios de juego de una banda a otra y generar superioridades en las bandas, aunque esto último se antoja complicado con el catenaccio que prepara Allegri.

Defensa- No es cosa unicamente de los cuatro defensas y Busquets, todo el equipo debe aportar. El Milan saldrá a defender, pero tendrá sus oportunidades a la contra, eso no lo duda nadie. Es importante no encajar goles, pero el Barça tampoco puede pensar en marcar sólo dos goles, porque puede que no sean suficientes.

Cabeza- Será un partido largo, muy largo, y no es descartable que haya prórroga, por lo que los jugadores deben tener paciencia y estar concentrados en todo momento. Es fundamental acabar las jugadas, mejor tirar el balón fuera a que el Milan arme una contra.

La eliminatoria empieza perdida, pero los jugadores no le deben perder la cara al partido. Esto es fútbol y en el partido pasarán miles de cosas y puede que en un momento estés con los dos pies fuera y minutos después clasificado. Que se lo pregunten al Madrid la semana pasada…

Alineación- Creo que Puyol no está bien fisicamente y aunque su espíritu es fundamental saldría con Mascherano, que está más rápido y al cruce va como nadie. Además la salida de balón del argentino es mejor que la del capitán. Sus balones a la espalda de la defensa pueden ser muy validos en caso de que el Milan no esté muy atrás.

Arriba es Messi y dos más, pero es la gran duda que tengo. No saldría con Pedro, que está en un estado pésimo de forma y no me fío de Alexis, por lo que pondría a Tello a abrir el campo y a Villa que es el jugador que más gol tiene de la plantilla tras Messi. Al Guaje le van este tipo de partidos y siempre rinde, como ha demostrado en la selección.

Mi alineación sería la siguiente: Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Tello, Messi y Villa.

Posibilidades: Barça 20% Milán 80%

La goleada pudo ser escandalosa


Barcelona_-_Real_Madrid

¡La de vueltas que puede dar una eliminatoria de Copa del Rey en un mes! Después del partido de ida en el Bernabéu se consideró que el Barça había sido mejor y que dejó escapar vivo al Real Madrid. En el partido de vuelta las tornas cambiaron y el Madrid le pegó un soberano repaso al equipo culé. Parecía que en Milán habían tocado fondo, pero no, el Barça sigue en un más que preocupante bache y si el partido de Copa no terminó en goleada fue porque los blancos levantaron el pie.

El equipo de Roura/Vilanova está fundido. Creo que es fundamental comenzar por este punto el análisis porque es la clave. Esta Barça no se parece en nada al de hace unos meses, se nota en todos los aspectos, no hay desborde de ningún jugador, pero lo peor de todo es que no hay presión sobre el rival. Sin ella este equipo es mucho más vulnerable, como ha quedado demostrado.

Durante los años de Guardiola el Barça siempre sufría un bache en enero. Es probable que esta temporada la carga física de los entrenamientos se haya programado para estas fechas y que por eso el equipo esté así. Desconozco cual es la preparación física del Barça a estas alturas, pero que no están frescos lo ve todo el mundo. Para colmo juegan siempre los mismos: Vale que son los mejores, pero muchos de ellos no son ni la sombra de los jugadores que son. El único que ayer no estuvo mal fue Iniesta, aunque tampoco brilló como en él es habitual.

El Madrid fue mucho más equipo que el Barça en el Camp Nou, de eso no hay duda. Los locales apenas inquietaron a un Diego López que no ha tenido una noche más placida en Barcelona. Al comienzo de la segunda parte, los de Roura eran un equipo plano, sin ideas y que no generaba peligro. En ese momento pedían un cambio a gritos, cambiar algo que alterase el encuentro. Meter a Villa o a Tello por un Pedro fundido hubiera sido buena idea, pero el cambio llegó ya con el 0-2 y teniendo que meter tres goles para superar la eliminatoria.

Mourinho, a diferencia de otras ocasiones, plantó la línea defensiva muy lejos del área. Con las líneas adelantadas creó una jaula de la que el Barça no supo escapar. Cuando los culés atacaban si que se retrasaban, pero sin llegar a defender dentro del área como hizo el Milan en la Champions.

El físico es clave en este juego, de eso no hay duda. El Madrid ha perdido muchos puntos en Liga por no estar a tope y es el gran handicap que tienen hasta final de temporada. La diferencia que tienen respecto al Barça es irrecuperable, pero estando bien fisicamente pueden aspirar a la Champions. La pegada del Madrid con un Cristiano pletórico sólo la tiene un equipo, pero no pasa por su mejor momento ahora mismo…

El partido de Manchester es el gran objetivo de los blancos. No se parecerá nada al de Copa, porque los ingleses son un equipo que juegan más como el Madrid que como el Barça. Ahora mismo tienen la eliminatoria a favor y regalarán la posesión a los de Mourinho, que se muestran mucho más cómodos jugando a la contra que dominando los encuentros. Ferguson sabe que en Old Trafford tendrán ocasiones, por lo que intentará que el Madrid descuide su retaguardia para que Van Persie pueda hacer de las suyas.