Bayern y Barça buscan la quinta


Bayern y Barça se miden en semifinales

Bayern y Barça se miden en semifinales

Se miden esta noche en el Allianz Arena el Bayern de Munich y el Barcelona. Dos de los equipos más potentes de la competición y con la sombra de Guardiola sobrevolando la eliminatoria.

Probablemente sean los mejores equipos de la Champions de los últimos años. El Barcelona lleva seis semifinales consecutivas y dos títulos, mientras que el Bayern ha llegado a dos de las últimas tres finales, perdiendo en ambas. Pero curiosamente no se han medido desde la primera temporada de Guardiola en el banquillo culé. Ambos equipos cuentan con 4 Champions en su palmarés y si este año sumasen la quinta no le sorprendería a nadie, puesto que ambos son -con el permiso del Madrid- los grandes favoritos al título.

El Bayern llega en mejor forma que el Barcelona, de eso no hay duda. Campeón de la Bundesliga desde la semana pasada, colecciona goleadas en la competición doméstica demostrando que es el equipo más en forma del continente. La apisonadora alemana asusta, y asusta más al pensar que el Barça no pasa por su mejor momento.

La semifinal copera ante el Madrid dejó tocado al Barça. Las eliminatorias ante Milan y PSG demostraron que cualquier equipo puede ganarles si no juegan al 100%, pero el Bayern es un hueso muy duro de roer, muy superior a los equipos a los que se han enfrentado los catalanes hasta el momento.

Claves del partido:

1 Dominio de juego- Como es habitual el Barça tratará de llevar el peso del partido. Le favorece que el Bayern no es un equipo que se vaya a encerrar atrás como hizo el Chelsea el año pasado o el Milan en octavos de final. Los bávaros van a salir a por el Barça y más aún jugando en casa. Es algo que favorece al equipo de Vilanova, que tendrá espacios a la espalda de la defensa que explotar.

2 Laterales- Para dominar el juego, el Barça necesita las subidas de los laterales y crear superioridades con ellos. Hoy lo tendrán complicado al tener delante a Ribery y Robben, por lo que Alves y Alba deberán medir mucho sus subidas. Si descuidan su espalda cualquiera de los dos extremos del Bayern les pueden dar un buen susto.

3 Juego aéreo- Los alemanes son muy superiores en este aspecto y cada balón parado va a ser una pesadilla para la zaga culé, como les sucedió ante el PSG. El poderío aéreo del Bayern es tremendo y en el Barcelona hay pocos jugadores que puedan hacerles frente.

4 Plano físico- En el Barcelona faltan varios jugadores muy importantes (Mascherano, Puyol) y otros no pasan por su mejor momento de la temporada, mientras que en los teutones da la sensación que están como motos. Les faltarán Kroos y Badstuber por lesión y Mandzukic por sanción.

5 Ataque del Barça- Nadie duda que Messi jugará, pero el resto de la línea de ataque del Barça no asusta como antaño. Villa no está fino, Alexis no es el jugador que él dice ser y Pedro ha perdido la chispa de comienzos de campaña. Cualquiera de ellos se aprovechará de que Messi centre la atención y se lleve consigo varios defensas, lo que les generará situaciones favorables, pero insisto en que a los atacantes del Barça les faltan goles.

6 Centrales- Pueden ser la clave de la eliminatoria, de un lado y de otro. Al Barça le pesarán las bajas de Puyol y Mascherano, ya que Bartra es inexperto y nadie sabe cómo puede rendir en una eliminatoria de este calibre. Es su gran prueba de fuego, pero hubiera sido preferible que hubiera tenido minutos en más partidos de la temporada. Apenas ha jugado, por lo que su rendimiento es una incógnita. La otra opción es que juegue Abidal, no hay que descartarla por completo, pero parece demasiado arriesgado, aunque el sábado completó un encuentro perfecto, pero el Bayern no es el Levante.

Lo más flojo del Bayern son sus centrales Van Buyten y Dante, que no destacan por su velocidad y que sufren ante delanteros pequeños. Messi les va a hacer sufrir muchísimo, haciéndoles salir de su zona. Es ahí donde el Barça debe aprovechar para hacer daño, con diagonales al espacio que deje libre el central que salga a por Messi.

Pasa a la final: Bayern

Anuncios

Licencia para soñar


Equipo y afición, más unidos que nunca

Equipo y afición, más unidos que nunca

Lo que vivieron el domingo los jugadores y aficionados de la Real Sociedad no lo olvidarán nunca, especialmente aquellos que tuvieron la suerte de acudir al campo del Rayo Vallecano a ver in situ el partido. La conexión entre el equipo y la afición fue absoluta en todo momento y refleja el excelente momento que vive la entidad donostiarra.

Después de trece partidos sin perder el equipo de Montanier llega a la recta final en plena forma. Es el equipo de moda de la Liga y el rival a batir, pero el juego de los realistas no da opción a los rivales, que antes de darse cuenta ya llevan un par de goles en contra en el marcador. El pobre Rayito puede dar fe de ello, que al cuarto de hora ya tenía el partido perdido. Lo mejor del encuentro de Vallecas -además del resultado- es la sensación de poderío que mostró la Real. Dominaron el encuentro en todo momento y nadie dudó que los tres puntos se marcharían a Donosti.

La afición, que se desplazó en masa al obrero barrio de Madrid, disfrutó como pocas veces con el partidazo de su equipo. Después de estar acostumbrados a muchos sinsabores, alegrías como las de Vallecas o San Mamés se aprecian mucho más. El próximo reto es el Sadar o Reyno de Navarra, llámenle como quieran. Es el estadio maldito por excelencia, el campo en el que la Real fue consciente de que después de 40 años en Primera la temporada siguiente jugaría en Segunda. Para todos los que estuvimos en Pamplona aquella tarde es la victoria más importante, la que nos quitaría una losa de encima.

No hace tanto de aquello y cuantas cosas han cambiado. Del descenso a estar luchando por la Champions, se dice pronto, pero hay un largo camino que la Real ha recorrido con el apoyo de la afición, aquellos que a las duras o a las maduras siempre están ahí. Quedan sólo siete jornadas para terminar una temporada que empezó como una pesadilla pero que se ha convertido en un cuento de hadas. Ahora toca soñar, toca animar y ganar para certificar un cuarto puesto que es casi como un título.

La banda de Mancini


Roberto Mancini fue un fino delantero italiano que destacó en las décadas de los 80 y 90. Militó en el Bolonia, la Sampdoria y en el Lazio. Con el conjunto genovés llegó a alcanzar la final de la Copa de Europa en el 92, aunque perdieron ante el Barcelona. Tuvo un papel destacado en la selección, pero solo disputó el Mundial que se celebró en su país en 1990. Como jugador se caracterizó por ser un delantero de calidad pero no excesivamente goleador.

Lo que me llama la atención es cómo un jugador con la calidad que tenía Mancini sea un técnico ultradefensivo, porque su planteamiento en el Bernabéu con el equipo que más dinero se ha gastado en los últimos años es de cárcel. Qué queréis que os diga, pero no me imagino a Iniesta dentro de quince años en los banquillos y colocando a ocho tíos en la frontal del área.

Es lógico que un equipo pequeño como era el City antes de la llegada del jeque se encerrase descaradamente al visitar uno de los mayores templos del fútbol europeo como es el Bernabéu, pero el equipo de Manchester se ha hecho grande a base de talonario y resulta vergonzoso ver a esos jugadores desempeñar el fútbol propuesto por su entrenador. Se podrán conseguir resultados, pero nunca grandeza.

Pero no sólo es Mancini quien recurre a esta táctica, ya que se ha puesto de moda en los conjuntos ingleses, que en cuanto salen de las islas y se miden a un rival de su categoría se aferran al catenaccio como si fuese el único modo de supervivencia. Le sirvió al Chelsea el año pasado y a Mourinho con el Inter (éste lo utiliza allá donde vaya), pero otros muchos han caído derrotados, y si no que se lo pregunten a Ferguson.

Muchos opinareis que casi le sale bien y a punto estuvo de llevarse los tres puntos, de acuerdo, pero a mi me gusta mucho más el fútbol de ataque y hubiera preferido ver al City atacando a Casillas que a Silva jugando casi de lateral. Aunque el colega portugués de Mancini no le fue a la zaga y dejó en el banquillo a Modric, Ozil y Benzema.

Lo digo hoy, 19 de septiembre, si el Madrid llega a la final de la Champions (a semifinales llega seguro y es probable que alcance la final) el trivotazo está garantizado, es lo que le pide el cuerpo a Mourinho y en una final no se traicionaría.

20120919-123910.jpg